martes 09 de agosto del 2022

Mascardi fue procesado por fraude

El empresario quedó al borde del juicio oral por irregularidades en la venta de tres jugadores de Ferro que perjudicaron la economía del Verdolaga.

442
20-03-2012 19:38

El empresario y ex gerenciador de Ferro, Gustavo Mascardi, está complicado ya que quedó al borde del juicio oral, acusado de fraguar los montos de las ventas de tres jugadores de la institución de Caballito a River y Lanús en 2004, perjudicando las finanzas del club.

La Cámara del Crimen porteña ratificó el procesamiento de Mascardi por supuestamente hacer pasar por menor valor la venta del 50 por ciento del pase de los jugadores Cristian Tula, Eugenio Klein y Maximiliano Velázquez, y así pagarle menos a Ferro en concepto de derechos económicos, según informa la agencia de noticias DyN.

Por la misma maniobra también la Sala V de la Cámara ratificó los procesamientos de Emilio Mascardi, padre del empresario, y del ex juez Comercial Rodolfo Herrera.

Se trata de una causa que se inició como un desprendimiento del expediente por la quiebra de Ferro, causa en la que Mascardi, el ex juez -destituido por su actuación en el caso- y otros acusados también están procesados por presuntas irregularidades en la administración.

La empresa Gerenciar S.A., de Mascardi y presidida por su padre, se hizo cargo en 2003 del gerenciamiento del fútbol de Ferro y obtuvo los pases de Tula, Klein y Velázquez. El empresario vendió el 50 por ciento de los pases de Tula y Klein a River por 550 mil dólares pero en el contrato se asentó que la operación se hacía por 250 mil dólares, según la causa penal. Lo mismo ocurrió con el pase de Velázquez a Lanús por 300 mil dólares, pero el contrato decía que el monto era de 200 mil, se indicó.

Así, de acuerdo con la denuncia, Ferro recibió menos dinero por el 10 por ciento de la venta de los jugadores, tal como establecía el contrato con Gerenciar, y el resto del dinero de los pases figuró como "prioridad de compra" de otros jugadores del club.

Los camaristas Rodolfo Pociello Argerich, María Laura Garrigós de Rébori y Mirta López González explicaron que la maniobra buscaba "el ocultamiento de la real envergadura económica de la transferencia de los jugadores".

"Cabe destacar que aquí no se cuestiona la cesión de los derechos de los jugadores en sí misma, sino el ilícito desvío de dinero que, conforme acordaron las partes, le correspondía al Club Ferrocarril Oeste", agregaron los jueces.

Los camaristas señalaron que hubo una "desproporcionalidad" entre lo pagado por la compra de los jugadores y la prioridad de futuras compras, "un derecho que los clubes River y Lanús nunca ejercieron". Además, señalaron que tanto el Millonario como el Granate asentaron en sus libros contables el verdadero monto de la compra de los jugadores.

De esta manera, los Mascardi (padre e hijo) más el juez Herrera quedaron procesados por el delito de administración infiel y negociaciones incompatibles con la función pública.

Fuente: DyN