jueves 23 de septiembre de 2021
Perfil

FúTBOL | 07-09-2019 12:33

Oxígeno a una balanza desigual

Por Darian “Rulo” Schijman | La llegada de Maradona a Gimnasia es un huracán. Y así como se le ponen nombres, el “huracán Diego” está movilizando a toda la región.

Pocas ciudades en el mundo deben sentir el fútbol como lo siente la ciudad de La Plata. Solo hay dos equipos. Solo hay un clásico. Y el clásico de La Plata tiene características únicas. Tan únicas que solo la llegada de Maradona podía sacudir el tablero de la forma en la que ya lo está haciendo, revolucionando las diagonales.

Desde el primer rumor, es imposible no imaginar la épica que trae consigo la imagen de Maradona. Para quienes amamos el fútbol, es un momento que llama nuestra atención. Para quienes somos hinchas de Estudiantes, tal vez sea una mezcla de muchos sentimientos. Es sin duda un huracán. Y así como a los huracanes les ponen nombres, el “huracán Diego” está movilizando a toda la región.

Es llamativo el fenómeno Maradona como variable de análisis. Filas de hinchas intentando asociarse al club. Disparada de venta de remeras con el 10. Comerciantes platenses yendo a imprimir remeras, tazas, mates, pósters, y lo que sea para vender algo en medio de tanta malaria.

No puedo tampoco evitar pensar en el próximo clásico. Tendría que ser en el Estadio Único, con público visitante y tendrían que agregarle gradas. Ningún hincha de Estudiantes quiere quedarse sin clásico. Y la llegada de Maradona puede traerle oxígeno a una balanza que venía inclinándose de manera desigual, o ser un salvavidas de plomo que termine profundizando la brecha reciente. El tiempo dirá.

(*) Conductor de TV. Hincha de Estudiantes.

Comentarios

También te puede interesar

Más en