lunes 2 de agosto de 2021
Perfil

FúTBOL | 04-06-2020 13:27

A 38 años del millonario fichaje de Maradona para Barcelona

El 4 de junio de 1982 el club catalán anunció la contratación del astro argentino en 7.200.000 euros, cifra récord para aquel entonces. Los pormenores de la operación y todos sus goles con esa camiseta.

Cuando restaban tan solo nueve días para el comienzo del Mundial de España, más precisamente el 4 de junio de 1982, el Barcelona FC acaparó las primeras planas de todos los medios gráficos, como así también de las radios y la televisión de todo el mundo: Diego Armando Maradona era declarado oficialmente nuevo jugador del poderoso club español, 

Fue una de las incorporaciones más complejas y onerosas en toda la historia del club catalán, que había fracasado en los dos intentos anteriores, ya que el Barça desembolsó nada menos que 1.200 millones de pesetas ( 7.200.000 euros), una cifra récord para aquellos tiempos, Para tener una idea de lo que significaba semejante cantidad de dinero, en esa época, en España, un automóvil costaba 600 euros, el salario básico era de 154 euros y un café valía doce céntimos de euro.

“Fue el primer fichaje grande en el que intervine y para conseguirlo hice más viajes que Aerolíneas Argentinas. La operación se había cerrado en 1981 pero la vetó un representante de la dictadura argentina, el almirante Carlos Alberto Lacoste. Me dijo que la patria lo necesitaba para el Mundial de ustedes”,confesaba, años más tarde, el representante de futbolistas español, Josep Maria Minguella, responsable del éxito de la operación. 

Así con tan solo 21 años, el 10 de la Selección Argentina de Fútbol, que ya era reconocido y admirado a nivel mundial, levantó un gran polvoreda tras su llegada a Barcelona, ​​ciudad en la que, curiosamente, días más tarde, más precisamente el 13 de junio , se disputaría el partido inaugural de la Copa del Mundo España 1982, en el que Argentina, que defendía el titulo, cayó derrotado 1-0 ante Bélgica, en el estadio Camp Nou del Barcelona, la flamante nueva casa de Diego.

Pero el paso de "Pelusa" por el club azulgrana españoll no fue el mejor: primero, tuvo que sortear una hepatitis que pudo ser una enfermedad venérea según algunos testimonios y que lo tuvo alejado durante varios meses de las canchas y, luego, una grave lesión en el tobillo izquierdo provocada por Goicoechea que le volvió a dejar afuera de competencia durante otros cuatro meses, le impidieron a los aficionados catalanes disfrutar todo lo que se esperaba de la calidad del crack argentino que, a pesar de todas las circunstancias adversas, logró levantar una Copa del Rey, una Liga y una Supercopa de España.

A pesar de tantas adversidades físicas, Diego se las ingenió para dejar su sello cuando le tocó jugar; como la genial actuación en la final de Copa de 1983 que, curiosamente se jugó un 4 de junio en Zaragoza y el golazo en Belgrado, frente al Estrella Roja.

Tras dos temporadas, en las que jugó 58 partidos y convirtió 38 goles, Barcelona lo cedía a Napoli, a cambio de 1.200 millones de pesetas, 200 millones más de los que había pagado por sus servicios. En Nápoles, Maradona se convirtió en “un Dios”. Allí hizo “un equipo campeón desde la nada”, según recordaba Marcos Alonso. Un equipo que, de la mano de la magia del mejor jugador del mundo no solo se cansó de ganar títulos sino que marcó una época: dos Scudettos, 1 Copas de Italia, 1 Supercopa de Italia y 1 Copa de La UEFA así lo certifican. Logros que, vaya uno a saber porqué, Diego no pudo conseguir con la camiseta de Barcelona.

Luis Rodriguez

Luis Rodriguez

Comentarios

También te puede interesar

Más en