martes 27 de julio de 2021
Perfil

FúTBOL | 10-03-2020 10:12

La cruda confesión de un ex Real Madrid: "Bebía diez cervezas al día"

El exlateral brasileño Cicinho, campeón de América con San Pablo en 2005, contó cómo hizo para recuperarse del alcoholismo.

Cícero Joao de Cézare 'Cicinho' jugó, entre otros equipos, en San Pablo, Real Madrid y Roma. Fue un lateral derecho brasileño que irrumpió a principios de los 2000 e integró la selección brasileña que compitió en el Mundial Alemania 2006.

Si nunca pudo afianzarse en la elite del fútbol mundial fue por su adicción al alcohol. Él mismo lo contó en una columna publicada el pasado fin de semana en el diario 'Estado de Sao Paulo'.

"Comencé a beber con 13 para 14 años, cuando fui para el Botafogo de Ribeirao Preto. Me dijeron que la cerveza era buena y bebí. Todo comenzó con el primer trago y no paré hasta los 30 años. Casi 20 años bebiendo", confesó el exfutbolsita en su escrito, en el que aseguró que llegó a beber "más o menos diez cervezas por día", inicia su descargo quien fuera campeón de la Copa Libertadores 2005 con San Pablo.

Hoy, a sus 39 años, se dedica a dar charlas a jóvenes adictos en proceso de recuperación. Su historia con el alcohol estuvo ligada a la cerveza, "bebía cerveza porque no tenía dinero".

"Y cigarro. Fumé durante 11 años, de 1999 a 2010. Solo fumaba cuando bebía, pero mira que bebía.... Todo el día", añadió.

"Siempre fui un enamorado del fútbol. Cuando Dios da un don y no sabemos administrarlo es porque hay algo que va mal. No tenía más placer de entrar en campo, entrenar y concentrarme. Tenía 30 años y estaba jugando con el Roma, en 2010", agregó.

"El fútbol fue una fase en mi vida. Ahora mi fase es mostrar mi testimonio y ayudar a las personas para que no caigan en el camino donde yo caí. Doy conferencias de motivación. No estoy en condiciones para jugar, mi mente es de exfutbolista, mi cuerpo ya está acostumbrado", aseveró.

"Hace ocho años que no tengo problemas con el alcohol y el cigarro. No traiciono a mi mujer, vivo los principios que Dios me pide. Espero que las personas lo miren por el lado del auxilio porque es triste ver a grandes jugadores del fútbol brasileño y mundial con el poder de influir por el lado bueno, y que lo hacen por el lado malo", cerró.

 

Comentarios

También te puede interesar

Más en