miércoles 17 de abril del 2024
Fútbol con historias

El estremecedor relato de Maravilla Martínez cuando estuvo en la cárcel: "Vi morir a uno"

El delantero de Racing quien fue el autor del último gol del clásico de Avellaneda, estuvo en prisión 7 meses por error y contó sus durísimas vivivencias penitenciarias.

442

La historia de Adrían Maravilla Martínez bien puede ser una ficción. El delantero que hoy vive un fructífero momento en Racing tras haberse convertido en la figura y héroe del clásico de Avellaneda en donde la Academia se impuso ante Independiente con un gol suyo, supo lo que es tocar fondo y vivir la marginalidad en carne propia. 

Adrián Martínez, protagonizó un incidente en 2014, cuando fue detenido por error bajo la acusación de incendiar y saquear la casa de un hombre que había herido a su hermano. Después de siete meses en prisión, se demostró su inocencia, y regresó al fútbol en el club Las Acacias de Campana.

En sus vivencias en la cárcel en la Unidad Penitenciaria N°21 de Campana, Maravilla contó detalles de lo que fueron sus días preso: "Vi como mataban a uno", soltó.

Adrián Martínez

El crudo testimonio de Maravilla Martínez en la cárcel

Vi cómo se mataba gente. Porque ahí se matan como nada, se cagan a puñaladas. Vi morir a uno: lo agarraron de las patas y se lo llevaron. Es así. Yo estuve a punto de ser apuñalado, no llegaron por poco", continúo su relato.

"Es como un bañito, de dos por dos, donde te levantás, dormis, hacés todo ahí. De ahí no salía, únicamente cuando tenés visita los viernes. Estuve metido ahi hasta que me dieron un piso. A las 7 de a mañana se abrían los candados. Tenías que despertarte porque, si no, te robaban. Te pescaban las cosas por atrás. Se armaban como cañas con algo en la punta que te enganchaba las cosas. Y te las sacaban por un agujero. Y bueno, tenés que estar siempre atento", prosiguió.

Y además agregó: "A veces agarran a dos, apuñalan a uno porque habló mal y el de al lado se salva. Hay gente que está todo el día empastillada, que no tiene nada que perder. Gente perdida. Ellos mismos te dicen 'Si te mato a vos, me valés dos años'".

"Por lo menos donde yo estuve, sólo comíamos si la familia nos llevaba algo. Cuando estuve en buzones, donde no había cocina ni nada, podés hacer meter un fuelle. O pones dos ladrillos, los presos cruzan líneas en una resistencia. Juntás un cable positivo con uno negativo, donde te enganchás de la luz. Y metés fideos blancos en una ollita”, concluyó.

La carrera de Adrián Martínez

Con un recorrido por diversos clubes argentinos, como Defensores Unidos de Zárate en donde debutó a los 22 años y Atlanta, además de experiencias internacionales en Paraguay (Sol de AméricaCerro Porteño y Libertad) y un paso por Coritiba de Brasil, regresó al país para jugar en Instituto.

Su destacada actuación en este último club incluyó 18 goles en 41 partidos, con la particularidad de marcarle a equipos de renombre como BocaIndependienteRacing Belgrano, contribuyendo a la victoria en el clásico cordobés en el estadio Mario Alberto Kempes, el día que jugaron con la presencia de ambas hinchadas.

Hoy vive un gran presente en donde marcó 6 goles en 4 partidos disputados con Racing siendo el último tanto que anotó la diferencia definitiva en el clásico de Avellaneda ante Independiente.

SP