domingo 26 de septiembre de 2021
Perfil

FúTBOL | 19-08-2021 17:34

El Profe Córdoba destrozó a Miguel Ángel Russo: "Te dejaste manosear por un contrato en Boca"

El ex preparador físico del DT en la década del '90 le dedicó una carta muy hiriente con distintas acusaciones personales.

La salida de Miguel Ángel Russo de Boca trajo como consecuencia horas y horas de análisis sobre su trabajo, el rol del Consejo de Fútbol, la falta de jerarquía del plantel, la indisciplina de algunos jugadores y las ganas de irse de otros. Todas cuestiones ligadas a lo futbolístico y todo lo que lo rodea pero el Profe Daniel Córdoba se corrió de ese eje y le dedicó una carta abierta lapidaria metiéndose con temas personales muy sensibles.

"Hubo gente que te bancó. A toda la defraudaste. Te dejaste manosear por un contrato en Boca en donde sabías que ibas a ser una figura decorativa. En donde se conocía que solamente te tocaría obedecer, dar la cara y ser humillado. Sin embargo, aceptaste sin chistar todo lo que te imponía el poder de turno. Como has hecho siempre, siempre y siempre... Y así te fue, Miguel, así terminaste", le recriminó su antiguo preparador físico en Lanús y Estudiantes comienzos de la década del '90.

No es la primera vez que Córdoba cuestiona la integridad de Russo: "No es una persona de códigos. Yo por Miguel, tanto en Lanús como en Estudiantes, fui mucho más que preparador físico. Me encargaba de todos los trabajos que tenían que ver con pelota, fui quien se peleaba con él a la salida de los partidos cuando la gente alguna vez lo insultaba, fui quien renunció con él a la par de Estudiantes de La Plata y después me trató de traidor, fui quien alguna vez le pedí un sueldo de 5 mil dólares y una prima de 15 mil y esa prima no la vi nunca y los 5 mil que me había dicho que sí, fueron 3 mil", decía hace menos de un año el ex DT de Colón en diálogo con Damián Iribarren por Radio La Red.

En esa misma entrevista, el Profe aseguró que Russo le puso piedras en el camino para convertirse en director técnico. Luego del ascenso de Estudiantes con la dupla Miguel Russo y Eduardo Luján Manera, Córdoba se hizo cargo del primer equipo por el flojo andar del equipo en la máxima categoría. Y la relación entre ambos ya nunca volvió a ser igual.

"Vos mismo, por unos dólares más, te sacaste públicamente la careta. Y te sacaste de encima a Gottardi y a tu cuerpo técnico que siempre te acompañó. Todo por unos dólares más. Ni siquiera te importó que se supiera de tu incapacidad de trabajo en el campo y de tu falta de manejo de grupo. Tu único sostén fue constantemente el hacer lobby o relaciones públicas con los poderosos!, agrega en otro párrafo de la carta sobre el distanciamiento de Russo de su histórico equipo de trabajo del que también era parte Guillermo Cinquetti.

La carta completa del Profe Córdoba contra Russo

Cuando desde chico te creés que sos más, pero no sos más que un soberbio. Cuando te aprovechás de un club que decís amar, pero le hacés firmar contratos muy caros sabiendo que tu rodilla no puede más, y sabés que ningún otro club te iba a venir a buscar a finales de los 80, jamás.

Cuando esperás que ese club descienda y lo ayudás a ascender llevándote con negociados o sueldos desorbitante todo su dinero hasta quebrarlo. Cuando vas recorriendo por el fútbol comprando prensa que a veces escondió fracasos. Cuando vas por el lado sucio. Si elegiste ese camino, bancalo.

Hubo gente que te bancó. A toda la defraudaste. Te dejaste manosear por un contrato en Boca en donde sabías que ibas a ser una figura decorativa. En donde se conocía que solamente te tocaría obedecer, dar la cara y ser humillado. Sin embargo, aceptaste sin chistar todo lo que te imponía el poder de turno. Como has hecho siempre, siempre y siempre... Y así te fue, Miguel, así terminaste.

Vos mismo, por unos dólares más, te sacaste públicamente la careta. Y te sacaste de encima a Gottardi y a tu cuerpo técnico que siempre te acompañó. Todo por unos dólares más. Ni siquiera te importó que se supiera de tu incapacidad de trabajo en el campo y de tu falta de manejo de grupo. Tu único sostén fue constantemente el hacer lobby o relaciones públicas con los poderosos.

Como te deseo que tu enfermedad esté curada y vivas 1.000 años, también te digo gracias por desenmascararte tan solo por unos dólares más.

 

 

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en