martes 21 de mayo del 2024
VIDEO

El técnico de Sportivo Trinidense apuntó contra el arbitraje: "Le faltó personalidad"

José Arrúa se refirió a la actuación del uruguayo Gustavo Tejera, que a pesar de ser llamado por el VAR por mano de Advíncula, no cobró penal.

442

Debut como local trabajado para Boca por Copa Sudamericana. En los papeles, los Xeneizes se veían muy superiores a Sportivo Trinidense, un humilde conjunto paraguayo que atraviesa un mal momento en el torneo de su país encontrándose penúltimo. 

En tal sentido y tras la gran actuación de los visitantes, una polémica se desató en el transcurso del partido: una mano de Luis Advíncula sobre el final del partido hizo que todo el banco visitante reclame penal tras un llamado del VAR, pero que el árbitro Gustavo Tejera, a pesar de haber ido a revisarla, no convalidó y provocó la bronca de los paraguayos. 

José Arrúa se refirió en conferencia de prensa a la actuación del colegiado y disparó contra él: "Le faltó personalidad".

"Le faltó un poco de personalidad al réferi. EI VAR lo llama por la mano, no por la falta. En la jugada donde le estaban mostrando la mano, él ve una falta", se quejó el director técnico de Sportivo Trinidense.

Tras las 5 amonestaciones que sufrió su equipo (Benítez, De La Cruz, Riveros, Ramón y Gímenez), también hizo su descargo: "Todas las divididas eran para ellos. ¿Nosotros cuántas amarillas tuvimos?". 

"Orgulloso de los jugadores. Somos un equipo de barrio que nos enfrentamos de igual a igual a Boca. Jugar en este estadio es una motivación", concluyó Arrúa sobre la conclusión de su equipo.

La mano de Advíncula que reclamó todo Sportivo Trinidense

El encuentro entre que Boca le ganó por 1 a 0 a Sportivo Trinidense culminó en una polémica cuando el lateral peruano Luis Advíncula se convirtió en el centro de las discusiones al protagonizar una mano en el  área que pudo cambiar el rumbo del partido en La Bombonera.

Faltaban apenas minutos para el pitazo final cuando Advíncula, en un movimiento rápido, desvió la pelota con su brazo izquierdo dentro del área. La reacción inmediata del banco visitante fue reclamar airadamente un penal, mientras los hinchas mantenían la incertidumbre en el ambiente.

El árbitro uruguayo Gustavo Tejera no dudó en detener el juego y, tras ser rodeado por los jugadores paraguayos, decidió acudir al VAR para analizar la acción. Las imágenes mostraron claramente el contacto del jugador peruano con el balón utilizando su mano.

Sin embargo, tras unos minutos de tensa espera, Tejera determinó que no había motivo para sancionar penal y argumentó que Advíncula había sido previamente desestabilizado por un rival.

SP