Perfil

FúTBOL | 19-05-2021 15:43

Inolvidable: la última vez que un jugador de River fue al arco, el Monumental deliró

En el Clausura 2002, ante Racing, Demichelis debió atajar por la expulsión de Comizzo. Todo estaba dado para perder, pero la corrida de Pipino Cuevas le dio el triunfo a River.

Para la hinchada de River sigue siendo un gran recuerdo. De manera casi unánime, entra entre los goles más gritados del último tiempo. Y fue, entre otras razones, porque en el arco había un defensor –Martín Demichelis– y porque estaba todo dado para perder (casi como hoy contra Santa Fe por la Libertadores): Racing tenía un tiro libre a favor, Gerardo Bedoya había tenido dos situaciones simulares y Ángel Comizzo había descolgado la pelota del ángulo.

Bedoya estaba otra vez, pero en el arco había un arquero improvisado. Era cuestión de acertarle al arco. 

Sin embargo, ese tiro libre, finalmente, lo pateó Claudio Ubeda. El remate dio en la barrera y después vino lo inolvidable: el anticipo de Rojas, la corrida de Pipino Cuevas, la definición ante Campagnuolo y un Monumental que pasó del silencio al estallido.

Pero además de un gol muy recordado, ese partido también marcó la última vez que un jugador de campo de River tuvo que ir por obligación al arco. Sucedió hace casi dos décadas: el 29 de abril de 2002, por la fecha 16 del Clausura de ese año. River iba primero, Gimnasia era su escolta y Racing estaba tercero.

Sin saberlo, para Demichelis también fue un pasaporte a Alemania: años más tarde, dirigentes del Bayern Munich admitieron que esa actitud para salir de su puesto natural y asumir la responsabilidad de ir debajo de los tres palos les hizo valorar aún más al defensor.

 

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en