domingo 21 de julio del 2024
Fin de una era

Las acusaciones contra Agnelli que lo obligaron a renunciar en la Juventus

La familia iba rumbo a cumplir 100 años en la institución de Turín, pero varios problemas con la Justicia derivaron en la renuncia de la Comisión Directiva.

442

Plusvalías infladas durante la venta de algunos jugadores y salarios pagados en diferido: Juventus de Turín está acusado por la justicia por el uso de artimañas contables para maquillar sus cuentas y varios exdirigentes deberán comparecer en 2023.

Aquí los principales aspectos del caso, mientras que el club aprobará el martes el balance 2021/2022 en déficit de cerca de 240 millones de euros, antes de designar el 18 de enero un nuevo consejo de administración, después de la dimisión del presidente Andrea Agnelli.

¿De qué está acusada la Juventus?

La fiscalía de Turín pidió el 1 de diciembre remitir a Andrea Agnelli y a otros 11 dirigentes ante la justicia, sospechosos de irregularidades en la gestión financiera del club. El patrón de la Vecchia Signora desde 2010 se había adelantado a esta nueva etapa judicial al dimitir tres días antes junto al conjunto del consejo de administración, entre ellos el vicepresidente Pavel Nedved.

Se espera una audiencia preliminar a principios de 2023 en el contexto de este caso abierto el año pasado.

El club más laureado del fútbol italiano (36 Scudettos), que cotiza en bolsa, está entre otras cosas acusado de haber manipulado el mercado trasmitiendo información financiera sesgada a sus inversores en el periodo 2018-2021.

En especial, registrando "plusvalías ficticias" durante la venta de jugadores y recurriendo a "maniobras" para diferir el pago de salarios durante la pandemia de Covid-19.

La fiscalía de Turín señaló las "diferencias importantes entre los balances tal y como son aprobados y entre como deberían haber estado".

¿Qué son las plusvalías ficticias?

En el centro de la investigación se encuentra la práctica de los "falsos intercambios", que son ventas cruzadas de jugadores entre dos clubes por poco o nada de dinero pagado.

Juventus multiplicó estas operaciones, por ejemplo con FC Barcelona en 2020 para los traspasos cruzados del brasileño Arthur Melo (72 millones de euros) y del bosnio Miralem Pjanic (60 millones de euros). Poco dinero circuló pero el efecto fue inmediato en las cuentas de los dos clubes gracias a la noción de las plusvalías.

Durante un traspaso, el precio de un jugador se distribuye en las cuentas como amortización durante la duración de su contrato. Pero una posible plusvalía en la venta se puede registrar inmediatamente. Con Pjanic, Juventus habría apuntado así una gran plusvalía de 43 millones de euros.

En esta Nota