viernes 6 de agosto de 2021
Perfil

FúTBOL | 25-06-2020 12:57

Ex estrella del Real Madrid se confiesa: "La botella de vodka era mi mejor amiga"

El holandés Wesley Sneijder admitió su adicción al alcohol durante su etapa en España. Cuánto lo perjudicó su divorcio.

El holandés Wesley Sneijder ha dejado una gran huella en el fútbol y pese a su precoz retiro de las canchas se lo recuerda como un jugador ganador, sobre todo en equipos de élite mundial. Hace unos días, el ex delantero sostuvo que pudo haber sido mejor que Messi y Cristiano Ronaldo, pero simplemente no quiso trabajar su talento para superarlos. 

En un fragmento de su autobiografía, que saldrá a la luz este viernes, Sneijder -36 años- confesó su adicción al alcohol y afirmó que durante su etapa en el Real Madrid el vodka era su "mejor amigo".

"Era joven y me gustaba el éxito y ser el centro de atención. Pero las cosas salieron mal en Madrid. No había drogas, pero sí alcohol... Me acostumbré a vivir como una estrella. Eres adorado como jugador del Real Madrid e iba por la calle gastando miles de euros y pagándole cosas a la gente. No puedo decir que me privara de nada. Jugué bastante bien, pero dijeron que podría haberlo hecho aún mejor...", dijo el nacido en Utrecht, de paso por el Merengue entre 2007 y 2009.

El extremo, de paso por el Inter de Milán, reveló además que su divorcio lo llevó a desenfocarse del fútbol. "Me quedé solo y vi muy poco al pequeño Jessey. Solo podía estar solo... y no me di cuenta de que la botella de vodka se había convertido en mi mejor amiga. Físicamente yo no me daba cuenta. Al día siguiente me despertaba como si nada hubiera pasado. Seguí jugando, pero cada vez peor y claramente menos concentrado. Me mentía a mí mismo diciendo que todo iba bien y me aferré a mi inteligencia futbolística. Me hundí físicamente. Corría menos, lo escondí mucho con mi técnica. También pensé que nadie lo notaría", agregó. 

Por último, Sneijder recordó cómo fue su llegada al Real Madrid. "Mijatovic, que era el director deportivo, me informó en el aeropuerto de cómo se iba a hacer el contrato. Estaba con mi representante y sacó un papel de su bolsillo. Todavía puedo verlo haciendo ese gesto. Lo abrió y lo vi todo: tres millones por temporada. Contrato de cinco temporadas. En el Ajax ganaba un millón. Bruto. "Lo tomas o lo dejas", me dijo. Lo tomamos, dijimos al mismo tiempo. El traspaso se cerró en 27 millones de euros". 

FH

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en