martes 27 de septiembre del 2022
Mundo Boca

Un ex Boca reveló la razón de la histórica pelea entre Palermo y Riquelme

La turbulenta relación entre dos leyendas de Boca Juniors como Martín Palermo y Juan Román Riquelme fue una de las espinas más difíciles de sacar para los fanáticos del club.

442
08-08-2022 14:02

Juan Román Riquelme y Martín Palermo son dos de las leyendas de Boca Juniors que si bien llenaron de alegría a los fanáticos del club, cuando coincidieron bajo la dirección técnica de Carlos Ischia no tuvieron buena relación. Frente a esto, un ex miembro de aquel cuerpo técnico reveló la razón de la frialdad entre ambos.

La relación entre el Titán y el 10 podría volver a suceder en Boca Juniors, aunque esta vez lejos de la cancha y en una de las oficinas de La Bombonera en la dinámica como directivo y DT ante la necesidad de contratar a un entrenador con experiencia tras la salida de Sebastián Battaglia y el tambaleante rendimiento de Hugo Ibarra.

Ante esto, el ayudante de campo Ángel Celoria fundamentó las razones por las que Palermo y Riquelme no llevaban una buena relación entre ambos y que quedó expuesta en varias situaciones sobre el campo de juego.

Martín Palermo

"Ischia tenía una capacidad total para manejar el grupo. La rivalidad entre Palermo y Riquelme existió, sin dudas. La división del grupo existía, pero nunca lo vimos plasmado en la cancha. Nunca vi que alguno de los dos no le diese la pelota al otro", aseguró en primer lugaren conversación con Infobae.

"Simplemente pasaba que se separaban, no se hablaban, y estaban en el vestuario en distintos sectores, uno tomaba mate en la utilería y el otro en el vestuario. Pero los goles se festejaban y fue la condición que pusieron ambos. Se saludaban únicamente en la cancha, cuando uno de los dos convertía un gol. Nada más", señaló.

Riquelme

Finalmente, reveló: "Después, se ignoraban en el vestuario. No compartían el mismo grupo y comían en mesas distintas; nunca hubo un clima que afecte el rendimiento del equipo. Eran dos fenómenos como jugadores y personas. Fue una cuestión de vedetismo, de quién era más importante frente al grupo o en el vestuario".