lunes 28 de noviembre del 2022
Brecha en el fútbol argentino

Una hegemonía que crece: Boca, River y el resto

De los 27 torneos locales e internacionales que se disputaron en los últimos cinco años, el xeneize y el millonario definieron 21. Los dueños de la pelota se reparten todo.

14-03-2020 11:32

Con la reciente obtención de la Superliga 19/20, Boca alcanzó su estrella número 69 en 115 años de vida, y la sexta en los últimos cinco años. Mientras que el subcampeón, River, le respira muy de cerca en la nuca, con 66 estatuillas, nueve de las cuales las obtuvo entre 1995 y 2000.

Estos 16 títulos conseguidos entre ambos no hacen más que acentuar la tremenda hegemonía futbolística que ejercen los dos clubes más poderosos de Argentina en desmedro del resto de los equipos, que los miran desde una posición cada vez más distante.

Las estadísticas son elocuentes: en los últimos cinco años se disputaron 27 torneos locales e internacionales, y en 21 Boca y River llegaron a instancias decisivas. En el reparto de títulos, se quedaron con casi todo.

Parece la lucha de David contra Goliat, aunque en este caso los David sean solo dos, mientras que a Goliat lo integran el resto de los equipos de Primera División.

No queda ninguna duda de que la principal razón de esta notoria supremacía de millonarios y xeneizes se basa, fundamentalmente, en el gran poderío económico, que les permite solventar un plantel de figuras acorde a sus historias y pergaminos, y poder contar con un recambio importante de jugadores.

Por eso, no resulta extraño que los dos sean los que, como figurita repetida, cuenten cada vez con mayor porcentaje de probabilidades en la lucha por el título de cada campeonato que se dispute en el fútbol doméstico o internacional.

Los números de la grieta. En los últimos cinco años Boca sumó seis estatuillas: torneos de Primera División 2015 y 2016/17, Superligas 2017/18 y 2019/20, Copa Argentina 2015 y Supercopa Argentina 2018; por su parte, River sumó cuatro títulos en el fútbol doméstico: Copa Argentina 2016, 2017 y 2019 y Supercopa Argentina 2017.

En tanto, en el frente internacional, el Millonario sumó cinco títulos (Libertadores 2015 y 2018, Recopa Sudamericana 2015 y 2019, y Suruga Bank 2015). Y si bien el Xeneize no obtuvo ningún logro, fue semifinalista de la Copa Libertadores 2016 y subcampeón de la edición 2018, que quedó en manos de River tras la superfinal histórica que se disputó en Madrid.

En el Millonario también hay que destacar que, mientras en 2015 fue subcampéon del Mundial de Clubes y en 2019 quedó eliminado en semifinales, todavía puede sumar una estrella local más, ya que el próximo 13 de mayo enfrenta a Racing en la final de la Supercopa Argentina 2019.

Como contracara de esta marcada hegemonía protagonizada por Boca y River, muy lejos asoman Racing y Lanús con apenas dos torneos ganados, mientras que Rosario Central, San Lorenzo y Tigre apenas ostentan uno.

Una diferencia abismal que no hace más que profundizar la brecha que está viviendo el fútbol argentino, donde mientras los dos clubes más poderosos no paran de sumar títulos a base de millonarios presupuestos, el resto lo mira por televisión a la espera de alguna estrella milagrosa.

(*) Esta nota fue publicada en el Diario PERFL.

En esta Nota