jueves 29 de febrero del 2024
Fútbol internacional

Lionel Messi en un increíble mano a mano con Zinedine Zidane se rindió a los pies de Diego Maradona: “Todos queríamos ser como él”

En una conversación desbordada de fútbol entre el capitán argentino y la ex figura francesa, la estrella del Inter Miami habló de todo: el Diego, Aimar, la 10, Enzo Francescoli y más.

442

Otra vez Miami se llevó los ojos de los fanáticos en el mundo del fútbol luego de que saliera a la luz una imperdible charla que mantuvieron Lionel Messi y Zinedine Zidane en tierras estadounidenses, el nuevo hogar del capitán argentino.

En una conversación desbordad de fútbol entre dos de los máximos exponentes de sus respectivas generaciones en un terreno de juego, Messi se abrió y habló de todo: la figura de Diego Maradona, su idolatría por Pablo Aimar, la número 10, de Enzo Francescoli y más.

Cada vez que Messi habla de Maradona se siente algo diferente en el aire, porque el campeón del mundo en Qatar 2022 con la Selección Argentina siempre se desvive en elogios para referirse al también campeón del mundo en México 1986 con la albiceleste.

Para nosotros los argentinos el número 10 es muy especial, porque vos hablas del 10 y automáticamente se te viene Maradona a la cabeza, ¿no? Toda la vida los que crecimos de chiquitos con el fútbol queríamos ser como él”, aseguró Messi con una sonrisa.

“Si bien ninguno después llegó a ser como él, la ilusión y el deseo siempre era ese, intentar de copiarlo, de hacer lo que hacía Maradona que era el 10, el jugador que nosotros mirábamos y admirábamos, más allá de que por la edad yo a Diego lo vi poco”, añadió sobre la figura de Maradona.

En esa misma línea, hablando del número 10 en la cancha, Messi se refirió al dorsal y sobre la posición en la cancha, que de a poco empieza a extinguirse.

Luego el capitán argentino se refirió a la figura de Pablo Aimar, hoy parte del cuerpo técnico de Lionel Scaloni y quién además supo ser el ídolo de Messi desde chico. "A mí me gustaba mucho Aimar. Un jugador que me encantaba su manera de jugar, en River también tenía un gran equipo. Sacando a Diego que era un caso aparte, Pablo era una persona que admiraba mucho como jugador. De chico no seguía tanto el fútbol europeo".

En la misma sintonía, Zidane manifestó que su ídolo siempre fue Enzo Francescoli, el histórico delantero uruguayo de River: "Mi referente era Enzo Francescoli que jugaba en el Marsella, uno de mis hijos se llama así por Enzo. Cuando lo vi dije 'quiero ser como él'. Era muy elegante, cómo manejaba la pelota, eso no se veía mucho. Cuando vino Enzo vimos que era un futbolista diferente, no había muchos extranjeros, era un mago con el balón. Yo quería hacer lo mismo".

Fue así que Messi también opinó sobre el exdelantero del Millonario. Yo era chico pero vi la época de River que ganaron todo, tenía un equipazo. Hoy por hoy sigue trabajando en el club. Tuve la suerte de conocerlo y es una gran persona. Me acuerdo que River era una locura, fue su última etapa en River", aseguró.

Encarando el cierre de la charla con el ex jugador del Real Madrid, Messi habló sobre las futuras generaciones y lo importante que no es bajar los brazos ante la adversidad.

"Nosotros fuimos tocados, tuvimos la suerte de ser elegidos. Después hay un trabajo, una responsabilidad en el día a día, hicimos el camino para intentar conseguir lo que conseguimos. Siempre nos manejamo con respeto, humildad, es lo que me enseñaron de chiquito en casa. Aprovechar la oportunidad y ponerle cabeza, hay muchos que tienen talento y se quedan en el camino, porque también hace falta trabajo y algo de suerte”, manifestó el capitán del Inter Miami.

"Siempre hice todo lo posible para estar bien y disfrutarlo. La única manera de ir en busca de un objetivo es luchar y al final las cosas llegan. El camino es duro y tropezás muchas veces, pero al final pasa lo que tiene que pasar. No siempre se puede ganar, es parte de la vida, hay momentos difíciles, le pasa a cualquiera en su trabajo. Hay que levantarse y volver a intentarlo, hay que dar siempre el máximo para intentar lograrlo. Si lo haces, después el resultado es secundario", agregó.

Por último, el astro argentino bromeó sobre qué partido repetiría en su carrera: "Las cosas pasan porque tienen que pasar, no me arrepiento de todo el camino que hice. Tuve la suerte de tener muchas alegrías, también tristezas, pero así y todo la espinita de la final del Mundial 2014. La pude dibujar un poco con este Mundial, je".

JP

En esta Nota