jueves 29 de febrero del 2024
Selección Argentina

Tagliafico contó un pedido de un jugador de Polonia en pleno partido del Mundial de Qatar

El lateral habló de varios detalles, en su canal de Twitch, y reveló una frase de un futbolista polaco.

442

Nicolás Tagliafico, hace un tiempo comenzó a transmitir por Twitch, luego de la consagración de la Selección Argentina en el Mundial de Qatar y su vuelta a los entrenamientos del Olympique de Lyon, habló con sus seguidores y contó un interesante detalle del partido de la Scaloneta ante Polonia

"Después del primer gol, los polacos no querían jugar más. Recuerdo, que entre en el minuto 60, en un momento uno, como pudo en español, me dijo: "No ataquen más". Onda basta, creo que con el 2-0 clasificaban y sabían que México estaba ganando", comentó.

Y hablando con su esposa Caro Calvagni, el futbolista expresó: "Menos mal que no hago ese gol que la pico. Porque creo que si hago ese gol, Polonia quedaba afuera y cambiaba todo. Porque México jugaba con Francia, lo sacaba a Francia, se armaba todo un quilombo y no salíamos campeones (risas)".

Sensaciones de Tagliafico por ser campeón del mundo

"Tengo el partido guardado en la cabeza. Todavía no caigo. La final la empezamos a ganar en el Himno. Y así pasó. El primer tiempo que jugamos fue una locura. De hecho 75 minutos fueron nuestros. Nos salían todas, pero llegó el empate y, bueno, es fútbol", analizó.

Los minutos finales del partido ante Francia

"En los últimos minutos yo estaba liquidado. No quería saber nada. Me acuerdo que al final entra Paulo (Dybala) por mí. Cuando llegué al banco, me quedé sentado, casi tirado. Estaba ido. Hasta que vi que tiraron una pelota alta y que quedaron mano a mano con el Dibu . No me descompensé de pedo. Pensé ‘esto no puede estar pasando’. No me entraba aire en el pecho. La pelota que ataja el Dibu es el Mundial, por favor. Iban 123 minutos. Es el Mundial. Terrible. Lo loco de todo es que después de esa jugada tuvimos una nosotros", expresó.

"Después del penal de Leo (Messi), que lo pateó como si estuviera jugando con Mateo en el jardín, cerré los ojos y empecé a decir unas palabras, que me las voy a guardar. Empecé como a rezar. Las repetía todo el tiempo y, aunque escuchaba el grito de mis compañeros y de la gente, las seguía repitiendo. Desde ese momento dejé de ver todo. Cuando (Francia) erró el segundo penal, me di cuenta de que tenía que ser nuestra. Había muy pocas chances de que eso no pasara", contó.

"Siento que después de la final del Mundo no hay presión que nos joda. Es lo máximo. Si me llega a pasar algo más en la carrera, incluso de esta manera, no va a tener la magnitud de ese partido. Una locura. Creo que nos va a pasar a todos los que estuvimos en esa final. Fue de película", cerró.