miércoles 05 de octubre del 2022
Tenis

El inesperado exabrupto de Francisco Cerúndolo luego de pasar a semifinales del Masters 1000 de Miami

El tenista de 23 años venció por 4-1 y abandono al italiano Sinner y esperará por el resultado del choque entre Zverev y Ruud.

442
30-03-2022 18:44

De manera inesperada, Francisco Cerúndolo obtuvo el boleto a la semifinal del Masters 1.000 de Miami luego de vencer al italiano Jannik Sinner por 4-1 y abandono. Sin embargo, luego tuvo un exabrupto que fue captado por la cámara y sorprendió a sus seguidores.

El joven tenista de 23 años se convirtió en el séptimo argentino en alcanzar esta instancia del torneo y sigue en su paso firme por estirar lo que fue su mejor semana deportiva de su carrera luego de haber vencido en cuartos de final al estadounidense Tiafoe, número 31 del ranking ATP.

El nacido en Buenos Aires se mostró sorprendido por la acción de su contrincante cuando se acercó para tomarle la mano a él y al umpire para dar final a su paso por ese circuito luego de haber soportado lo suficiente una lesión que no fue informada de manera oficial.

Por su parte, una vez que volvió a su Box para hablar con su entrenador Kevin Konfederak, Cerúndolo sacó todo su argentinismo para expresar su deseo de seguir jugando para imponerse sobre superficie dura que reparte 8.584.055 dólares en premios: "Yo quería jugar, boludo".

Ahora, Francisco deberá esperar al resultado entre el número cuatro del mundo, Alexandr Zverev, y el número ocho, Kasper Ruud, para delimitar quién será el tenista que será parte de la final del torneo, además de contar con la buena noticia que, a partir de la semana siguiente, formará parte de los primeros 75 lugares en el Ranking ATP.

Las declaraciones de Cerúndolo luego del partido

"No caigo todavía, pasó todo tan rápido. Me sentía jugando bien y quería seguir y ganarle el partido completo. Es todo lo que soñaba: Mi primer Masters 1000, mi primer semifinal. Esto va a cambiar todo para mí. Una locura estas dos semanas. Antes de este torneo sabía que estaba jugando bien, pero creo que me faltaba confianza. Gané mi primer partido acá y el tenis empezó a fluir, algo que no estaba pasando, sobre todo en cemento", finalizó.