442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
07/05/2017

Arsenal y Olimpo sólo pudieron jugar 45 minutos

Paletta ya tenía la decisión tomada en los últimos minutos del primer tiempo. / Captura TV

“Hicimos el esfuerzo para terminar el primer tiempo, pero ya en los últimos tres minutos no se podía jugar“, explicó Héctor Paletta, árbitro del partido que estaba 0-0 en Sarandí.

El árbitro Héctor Paletta suspendió el encuentro que Arsenal y Olimpo igualaban sin goles al cabo del primer tiempo debido al mal estado del campo de juego producto de la fuerte lluvia caída sobre Sarandí.

“Hicimos el esfuerzo para terminar el primer tiempo, pero ya en los últimos tres minutos no se podía jugar. Y ahora, aunque paró la lluvia, el estado del campo de juego no estaba en condiciones ya que la pelota no rodaba y no se puede arriesgar a los futbolistas“, aclaró el árbitro.

Poco se pudo apreciar en los 45 minutos iniciales en los que la fuerte lluvia, que poco a poco fue anegando el campo de juego, hizo imposible que los protagonistas pudieran trasladar la pelota con precisión.

Por eso las escasas jugadas de riesgo llegaron a través de acciones de pelota parada. Sobre los 10′, estuvo cerca Olimpo cuando Carlos Rodríguez estrelló un cabezazo en el pecho de Jonathan Bottinelli y tomó el rebote para finalmente desviar su remate.

Diez minutos más tarde fue Yonathan Cabral, el otro central aurinegro, quien recibió solo cerca del arco defendido por Pablo Santillo pero en vez de cabecear el balón le pegó con el hombro y la pelota se fue cerca del palo derecho del arco local.

En medio de ambas jugadas, Adrián Gabbarini salió mal a rechazar un corner ejecutado desde el flanco izquierdo pero la defensa de Olimpo reaccionó a tiempo y evitó que los delanteros de Arsenal adelantaran a su equipo.

La AFA definirá en los próximos días cuando se disputarán los 45 minutos finales de un partido clave por la permanencia en Primera División.

Fuente: DyN

Archivado en: , , , , , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión