442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
15/06/2019

Colombia le dio una lección a una Argentina sin fútbol

En la previa de Argentina y Colombia se vivió un momento especial: el minuto de silencio para Sergio Gendler / AFP.

El pobre debut de la selección de Scaloni. Actuaciones individuales y colectivas para justificar el primer cachetazo del torneo.

En un partido donde Argentina no pudo hacer pie, Colombia siempre tuvo la iniciativa, aunque le costó generar situaciones de gol.

Los dirigidos por Lionel Scaloni tardaron un tiempo para lograr el primer remate al arco, aunque tuvieron algunas aproximaciones con Di María y Agüero, al filo del off side durante la primera etapa. A medida que fueron pasando los minutos, esa falta de armado se convirtió en frustración y en desidia. Sin poder generar una buena jugada ni asociarse, Argentina intentó con pases largos pero imprecisos.

Lee también: Scaloni valoró el segundo tiempo de Argentina y se quejó por el campo de juego

La selección de  Scaloni fue protagonista por un rato, le costó conseguir la pelota y las pocas veces que la recuperó, no tuvo ideas para quebrar a un equipo ordenado que no se animó mucho a atacar a fondo, pero cuando lo hizo, la mandó adentro.

Un primer tiempo para el olvido de la selección argentina, que parece haber ido a Brasil a ver si encontraba un error ajeno del que aprovecharse. Pero sin convicción ni una idea clara de juego, más allá de las ganas de tocar o algún pelotazo sin precisión para intentar un ataque, lo más probable sea que el error sea propio y nos volvamos demasiado rápido de esta Copa América.

En el complemento, Argentina se adueñó un poco más de la pelota, aunque sin profundidad, pudo generar algunos toques que llevaron a Colombia a refugiarse en su área. Pero como esto es fútbol, en el primer avance rival, un pelotazo cruzado de James Rodríguez, lo recibió Roger Martínez, que enganchó para desairar a un argentino que lo marcaba y ponerla en el segundo palo, inatajable para Armani.

Lee también: El polémico cambio de Scaloni: Suárez por Agüero

A partir del gol de Colombia, volvió la peor imagen de Argentina, que poco pudo hacer cuando iban 0 a 0 y peor todavía cuando estaba en desventaja. La desesperación empezó a mellar las pocas ideas que aparecieron, y Argentina empezó a tirar centros al área pero si el que tiene que cabecear es Agüero, poco bueno puede suceder.

El segundo gol fue una obra maestra de la diferencia entre un equipo que sabe lo que quiere y lo hace rápido, y otro, que intenta ver qué pasa, en modo slow. 2 a 0 abajo, con apenas un rato de buenos intentos, que no alcanzaron para ilusionar a nadie.

Franco Armani: No tuvo mucho trabajo, pero eligió mal un par de veces para salir jugando y le dio una situación de riesgo a Colombia que no habían logrado generar con su juego. Poco para hacer en los dos goles.

Renzo Saravia: se equivocó en la primera salida por abajo, y casi se le complica a la selección. pero se rehizo sin claridad, aunque con desprolijidad, cortó el avance. Cuando Argentina empezaba a controlar la pelota, se le escapó Barrios y lo bajó con un patadón que pudo dejar a la Argentina con 10, pero sólo fue amarilla. Floja cobertura en el gol de Colombia, aunque hay que reconocer que el gol fue casi todo virtud del delantero.

Germán Pezzella: alternó buenos cortes y otros no tanto. Redondeó una floja actuación dentro de una defensa floja.

Nicolás Otamendi: primera intervención firme para cortar un avance. Cuando colombia se acomodó bien en la cancha. Excelente cabezazo que era  gol pero lo sacó Ospina a los 21 del segundo tiempo.

Nicolás Tagliafico: algunos buenos cortes, apoyándose en sus compañeros, pero sin ideas para pasar de la mitad de cancha.

Giovanni Lo Celso: bien en las primeras intervenciones distribuyendo el juego. Buen corte ayudando en defensa. Pero se diluyó con el correr de los minutos y le costó conectarse con sus compañeros.

Guido Rodríguez: gran pase en profundidad para Messi en la primera, terminó en un córner. gran cierre para un gran error compartido entre Armani y Otamendi tocando en el área chica de manera equivocada.  Su amonestación lo puso en riesgo y fue reemplazado promediando el segundo tiempos.

Leandro Paredes: Otro excelente corte en los primeros ataques de Colombia. Primer remate al arco en el primer minuto del segundo tiempo, tras una linda jugada argentina, que se demoró y encontró una defensa bien parada, lo que derivó en un pase para Paredes atrás, que remató cerca del arco, desde afuera del área. También probó al arquero con un remate a la carrera después de un córner, que Ospina a duras penas pudo rechazar

Lionel Messi: picante en algún córner, pero con poca conexión con sus compañeros. Tuvo una habilitación larga para Agüero en una ‘avivada’, pero el Kun estaba fuera de juego. En el segundo tiempo, se metió mucho más en el partido y empezó a generar lo que mejor sabe. Hasta tuvo una chance para convertir de cabeza, que se fue cerca del palo. Tuvo una que noz hizo saltar del asiento. En la primera asociación seria con Agüero que lo habilitó con una pisadita para atrás y Lío se metió en el área con un túnel que no pudo recuperar para patear al arco. Hubiera sido un gol hermoso. Un par de toques del 10 argentino, enloqueció a Cuadrado que le cometió una falta muy violenta, innecesaria, lejos del arco. De esa falta, probó el tiro libre al arco, que fue fácil para el arquero, algo parecido, desde otra posición, intentó cuando ya Argentina perdía.

Sergio Agüero: en su partido 91 con la selección, igualando el récord nada menos que de Diego Armando Maradona, desconectado de sus compañeros, que lo buscaron más con pelotazos que con pases cortos, pocas veces logró asociarse durante el primer tiempo. En el complemento mejoró bastante, al punto que no se entiende cómo lo sacaron cuando Argentina perdía.

Angel Di María: fue fiel a sus peores actuaciones en la selección con un barullo que le hace agachar la cabeza y chocar con un rival. En un rechazo, cuando Argentina empezaba a deambular sin ideas por la cancha, quiso sacar la pelota del área propia y se la puso en el pecho a James Rodríguez, que por suerte para la Argentina, pateó desviado. Su pobre rendimiento lo dejó en el vestuario cuando terminó el primer tiempo.

Rodrigo de Paul: Bien abierto por la izquierda del ataque argentino, generó algunos avances y toques interesantes.

Guido Pizarro:  entró poco en juego, y con poca asociación con sus compañeros.

Matías Suárez: Tuvo poco más de 10 minutos y no aportó la claridad que necesitaba la Argentina para evitar la derrota. Messi lo buscó con un tiro libre rápido desde la mitad de la cancha, y le rebotó la pelota como a un principiante. En la jugada siguiente, se asoció mejor con sus compañeros y le permitió a Lo Celso tener una linda situación que remató desviado.

Archivado en: ,
Clubes:
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión