martes 29 de noviembre del 2022

San Lorenzo, las caras de una debacle

Ante San Martín (SJ) los de Boedo pueden irse otra vez al descenso. ¿Responsables? Hay gente de traje y corbata, hay jugadores, hay hinchas.

442
24-06-2012 11:53

Rafael Savino (ex presidente): inició el proceso de crisis institucional que derivó en la crisis futbolística. Tuvo problemas de autoridad ante el plantel y en la AFA.

Carlos Abdo (presidente): una vez en el poder, profundizó la crisis. Incorporó mal y duplicó el pasivo. No supo conducir su alianza política.

Leonardo Madelón: dirigió en 12 partidos, de los que apenas ganó tres, empató la misma cantidad y perdió seis. Su eficacia fue del 33,3 por ciento.

Jonathan Bottinelli: referente del equipo en las tres temporadas. Se enfrentó a parte del plantel, a Omar Asad, a Madelón y a la barra.

Nicolás Tagliafico: el lateral de Banfield convirtió el agónico gol del empate en la 11ª fecha de este torneo. El Ciclón perdió dos puntos vitales, que hoy necesitaría.

Pablo Lunati: no sancionó un penal de Guillermo Sara, arquero de Rafaela, a Romagnoli en este campeonato, cuando San Lorenzo ganaba 1 a 0. Lo terminó perdiendo.

Héctor Veira: abdo lo designó como uno de los tres secretarios técnicos. Pero apenas trajo a Carmona, a través de su representante, y recomendó a Ferrari.

Marcelo Tinelli: acercó jugadores de contratos onerosos entre 2007 y 2009, que el club no estaba en condiciones de afrontar. San Lorenzo sigue pagando esa fiesta.

Pablo Migliore: fue el arquero y emblema del plantel durante los seis torneos. Se peleó con Bottinelli y recibió goles evitables. Fernando Berón: coordinó las inferiores entre 2006 y 2009. Su trabajo no se vio plasmado en el largo plazo, aunque tampoco tuvo apoyo dirigencial.

Carlos Datria: fue el articulador del armado político que llevó a Abdo al poder. Renunció diez meses después de ser electo vicepresidente.

Héctor Viesca: en los hechos, era el principal operador político de Savino. En los papeles fue intendente entre 2004 y 2010.

Victorio Cocco: fue el DT que armó el equipo que descendió en 1981. Hoy es secretario técnico junto al Bambino Veira.

Néstor Ortigoza: los hinchas, algunos compañeros y dirigentes le reprochan su falta de actitud. Llegó como figura en enero de 2011, pero no cumplió las expectativas.

Juan Manuel Miró: por ser el hijo de Horacio Miró, operador de De la Sota, Abdo lo puso de vocal y en el Consejo de Fútbol. Su labor es cuestionada.

Diego Barisone: cuando el 0 a 0 estaba sellado, el defensor de Unión metió el gol que hundió a San Lorenzo. Fue por la 15ª fecha del Clausura de este año.

Omar Asad: en su ciclo, San Lorenzo obtuvo el porcentaje de efectividad más bajo: 31, 48 por ciento. Ganó 17 puntos en 18 partidos.

Carlos Luna: gracias a los 15 goles que metió durante la temporada, Tigre logró descontar los 17 puntos que el Ciclón le llevaba hasta hace un año.

Sebastián Balsas: los hinchas aún recuerdan la innumerable cantidad de goles que perdió debajo del arco durante el Apertura 2010.

Leandro Romagnoli: el Pipi es uno de los mejores del equipo, pero acumuló un año y medio fuera de las canchas por su mal estado físico.

Alberto Fanessi: no supo concretar su mentado revolucionario proyecto para las inferiores, las que tuvo bajo su mando entre junio de 2009 y diciembre de 2010.

Bernardo Romeo: malogró más situaciones de gol de las que resolvió favorablemente. Está en el último tramo de su carrera.

Juan Manuel Salgueiro: sus actuaciones distaron de ser las que tuvo en Estudiantes. Sus compañeros le recriminaron ausencia de actitud.

Ramón Díaz: llegó para volver a ser campeón, pero estuvo lejos del objetivo. Logró 39 unidades en 39 cotejos. Su eficacia fue del 43,33 por ciento.

Guillermo Zoppi: fue el responsable de fútbol amateur durante las dos presidencias de Savino. También integró el Consejo de Fútbol.

Diego Simeone: fue el primer DT de las tres temporadas. Su eficacia alcanzó el 46,23 por ciento con 43 puntos conseguidos en 31 encuentros.

Jorge Aldrey: el actual vice no tuvo un desempeño feliz en fútbol profesional y juvenil. Se peleó con el presidente Abdo.

Diego Abal: le convalidó inentendiblemente el gol del empate a Colón, cuando visito el Gasómetro en la sexta jornada del presente certamen.

Gastón Aguirre: aún nadie se explica qué quiso hacer cuando pateó en contra de su arco en el choque ante Lanús por el Apertura 2009.

Ricardo Caruso Lombardi: con él, su equipo cayó en descenso directo. Ganó el 46,66 por ciento de los puntos. Se peleó en la calle con Fabián García, ex ayudante de Madelon.

José Luis Palomino: perdió la marca de Sebastián Carrera y le permitió hacer el gol que le dio a Rafaela el triunfo y la diferencia de puntos que le lleva a San Lorenzo.

Jorge Berrios: el ex agente FIFA fue llevado por Ramón Díaz para que cumplir funciones de manager. Llevó, entre otros, a López Méndez, Guillermo Pereyra y Balsas.

Lucas Acosta: el jugador de Colón metió los dos goles que bajó de la pelea por la punta a San Lorenzo en el Clausura 2011. Luego arrancó la debacle.

Gonzalo Bergessio: emigró a Francia apenas transcurrida una fecha del Apertura 2009. No se lo pudo sustituir, y aquel equipo sufrió la falta de sus goles.

Saúl Laverni: el árbitro se equivocó a favor de Tigre en jugadas clave de los triunfos del Matador sobre Lanús (1 a 0) y Boca (2 a 1).

Fabricio Pedrozo: a 5 minutos del final, el juvenil cabeceó desviado en la caída ante Tigre por 1 a 0 del Clausura 2010. De haberlo metido, el ciclón estaría a un punto del Matador.

Fernando Meza: tuvo la igualdad agónica ante Unión, en este torneo, pero le pegó con el tobillo y la pelota se fue afuera. El Ciclón cayó 1 a 0.

Carlos Bueno: fue más veces noticia por sus declaraciones polémicas que por sus goles. Sólo hizo cuatro en lo que va del campeonato.

Juan Manuel Torres: desde su función en el mediocampo, fue uno de los jugadores de rendimiento más flojo en las cuatro primeras campañas.

Facundo Sava: San Martín parecía condenado al descenso hasta la llegada del Colorado. San Lorenzo no podrá superarlo, ni aunque le gane mañana.

Rolando Schiavi: su gol en contra hizo que Tigre derrotara a Boca hace nueve fechas. De haber terminado en empate, San Lorenzo le hubiese sacado 6 puntos al Matador.

Cristian Luchetti: le atajó un tiro libre a Civelli en el final del triunfo del Taladro sobre el Cuervo por el Apertura 2009. Los dos equipos pelean por no descender.

Pascual Paladino: fue tesorero de Fernando Miele, Alberto Guil y Rafael Savino. Hoy es el operador político de Abdo. Es uno de los responsables del abultado pasivo.

Adrián González: el ex capitán Cuervo festejó para Arsenal dos goles contra el Ciclón en el Clausura y Apertura 2010, que hubiesen permitido sumar cuatro puntos más.

Fabián García: el ayudante de campo de Madelón fue a pelearse con Caruso a la puerta de TyC Sports. El escándalo fue televisado y repercutió mal en el plantel.

Gustavo Ranucci: llegó al grupo inversor por medio de Ramón Díaz. Junto a Tinelli llevó a Bergessio y D’Alessandro, cuyos contratos para el club eran difíciles de pagar.

“Gordo” Ito: manejó la barra brava durante la gestión savinista. Bajo su conducción crecieron los negocios de la hinchada.

Sando: trepó a la cima de la “Butteller” a principios de 2011. Se peleó con Bottinelli y hace poco le pidió la renuncia a Aldrey en Comisión Directiva.

Emmanuel Gigliotti: tuvo la pólvora mojada durante casi un año. Repuntó a partir de la llegada de Caruso Lombardi.

Gastón Caprari: el jugador de San Martín hizo el segundo tanto de su equipo contra Newell’s hace ocho días. Su gol le impidió a San Lorenzo alcanzar a los sanjuaninos.

Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil