martes 20 de abril de 2021
Perfil

FúTBOL | 16-04-2019 15:39

Le gritó el gol a la hinchada rival y lo fueron a buscar

Cosmin Moti convirtió de penal y desató la furia de los fanáticos. De milagro, el clásico entre Levski y Ludogorets no terminó en batalla campal. Video.

Para todos los que acostumbran a decir "eso en Europa no pasa" al referirse a hechos de violencia que sacuden el fútbol argentino y sudamericano, cada vez son más los ejemplos que desmienten esa afirmación sobre el supuesto pacifismo en el Viejo Continente.

Esta vez sucedió en Bulgaria en el clásico entre Levski y Ludogorets, que terminó con victoria por 2-0 de los visitantes pero lo más destacado sucedió luego del segundo tanto, marcado de penal por Cosmin Moti.

El defensor rumano no tuvo mejor idea que festejarlo de cara a la tribuna local desatando la furia de los fanáticos que lo tomaron como una provocación e intentaron invadir el campo de juego. Por suerte no pasó a mayores pero durante un rato largo se respiró mucha tensión en el estadio.

IP

Comentarios

También te puede interesar

Más en