lunes 2 de agosto de 2021
Perfil

FúTBOL | 03-07-2021 11:15

El plan de ajuste del Barcelona para retener a Lionel Messi

Joan Laporta recorta gastos y adecúa el tope salarial del club con la misión de retener al ídolo, quien esta semana quedó libre. El contrato que tenía por 164 millones de euros por año es una utopía.

Agustín Colombo
Agustín Colombo

Periodista

Como hacen muchos países y se jactan muchos gobiernos, si quiere sostener a Lionel Messi en su equipo, Barcelona tendrá que ajustar: enfriar su economía, adecuarse a las metas que impone la Liga Española, vender o prescindir de algunos futbolistas con contratos altos y rendimientos bajos, y convencer a Leo de que su futuro sigue estando allí, en el club donde hizo toda su carrera.

Luego de la conflictiva salida de Josep María Bartomeu, la misión de Joan Laporta en su regreso a la presidencia del Barça es probablemente la más difícil que le podía tocar: negocia la continuidad del máximo ídolo del club, el mismo al que vio debutar hace 17 años y libre desde esta semana, mientras qataríes y árabes ofrecen millones de euros para que el argentino se mude a Francia o Inglaterra.

Nadie sabe muy bien qué pasará, aunque el mismo Laporta lo reconoció en las últimas horas: “Yo sé que Leo se quiere quedar. Vamos bien y estamos haciendo todos los esfuerzos que podemos para que se quede. Hay que encajarlo en el fair play financiero”.

¿Qué implica encajarlo en el fair play financiero? Básicamente, recortar los gastos de un club cuya economía entró en crisis en el último año, un poco porque la pandemia de coronavirus desplomó sus ingresos, otro poco porque los resultados en competencias europeas estuvieron lejos de ser los que solía tener con Messi en cancha y otro poco porque la mayoría de los contratos de sus jugadores son exorbitantes.

La ecuación llevó al club a tener una deuda de 1.400 millones y un futuro incierto. Esa fue la razón por la que la Liga española obligó al Barça a adecuar su límite salarial. Si en la temporada 2018-19 fue de 632 millones de euros y en la 2019-20 de 671 millones, en esta temporada tiene que reducirse a la mitad debido a que se calcula por los ingresos, y en ese ítem Barcelona recaudó mucho menos por tener el Camp Nou cerrado y sus tiendas oficiales casi sin ventas.

En ese plan de achique tiene que entrar Messi, al que Bartomeu llegó a firmarle –de acuerdo a medios españoles– un contrato que alcanzaba los 164 millones de euros por año. Si se queda, Leo tendrá que aceptar un recorte en su nuevo contrato, algo que Laporta está negociando con su padre, Jorge Messi.

El convenio parece avanzado, aunque todavía no está resuelto. Por eso Laporta es cauto: “Me gustaría poder decir que Leo se queda, pero no puedo decirlo aún”. Él sabe mejor que nadie que alrededor de la negociación sobrevuelan muchas águilas y millones de dólares.

En esta Nota

Agustín Colombo

Agustín Colombo

Periodista

Comentarios

También te puede interesar

Más en