lunes 03 de octubre del 2022
La dura enfermedad del Patón

El dolor del ayudante de Bauza: "Cambiaría no haber ganado nada y estar dirigiendo la primera B pero con el Patón sano"

José Di Lello, ex ayudante y amigo del DT, se refirió al avance del cuadro neurodegenerativo que padece.

442
24-08-2022 18:23

Edgardo Bauza sufre una enfermedad neurodegenerativa que golpea con dureza a su entorno. Fue su hijo, Maximiliano Bauza, quien tiempo atrás confirmó que el Patón tiene una “demencia temporofrontal”, lo que provoca el deterioro acelerado de la memoria y el conocimiento.

Y en las últimas horas fue José Di Lello, su ex ayudante y amigo, quien habló con crudeza del avance del cuadro: "Cambiaría no haber ganado nada de lo que ganamos con el Patón y estar dirigiendo la primera D, sin agua y con muchas necesidades, pero con él Patón sano y feliz", dijo. 

Camello fue el fiel ladero del Patón Bauza durante 24 años de socios en los distintos cuerpos técnicos que integraron: “Fuimos y somos hermanos, todo lo que le está pasando duele mucho”, reconoció en una profunda entrevista que brindó en Súper Deportivo Radio, programa que se emite por Radio Villa Trinidad.

"Cuando me enteré de su enfermedad, no quería trabajar más. Me pegó tan fuerte que no quería saber más nada, porque cada cosa que hacía como entrenador, me la pasaba pensando en él. Me cuesta mucho no compartir todo eso con él”, narró Camello. 

Edgardo Bauza

A vez que agregó: “A mí me da mucha pena acordarme de cuando me decía que él iba a laburar hasta los 68 años y yo hasta los 64. Él me decía que lo único que quería era tener su casita, una pileta y un parrillero para comer un asado con los amigos. Me da mucha angustia que yo pueda disfrutar y él no lo pueda hacer. Eso me hace mal, mal. Él no sabe lo que le está pasando y vive otra realidad. A veces digo qué injusticia todo, qué pena”. 

Por otra parte, el último domingo, dirigentes de Rosario Central y los ex integrantes del cuerpo técnico inauguraron un busto en homenaje a Bauza campeón con el club y Di Lello contó que le pareció el reconocimiento: “Cuando vi el busto del Patón me puse mal, porque él no puede disfrutar y valorar lo que le están haciendo. Me hubiera gustado que esté, pero por su problema tiene que estar tranquilo en su casa. Tuve un día de mucha angustia, tristeza y se me mezclaron muchas cosas". 

 

En esta Nota