jueves 25 de julio del 2024
Opinión

El plan B de Demichelis no funcionó y River sufrió un duro revés en Brasil

Tras la eliminación ante Talleres de Córdoba por Copa Argentina, el ciclo del entrenador del "Millonario" recibió otro cachetazo al quedar eliminado en Copa Libertadores.

River quedó eliminado de la Copa Libertadores en octavos de final ante Inter de Porto Alegre tras caer por penales 9-8 luego de que en los 90 minutos reglamentarios el equipo de Martín Demichelis haya sido superado 2-1 frente al elenco de Chacho Coudet

El técnico Millonario afrontó el partido ante los brasileños con una línea de 5 volantes, en donde Enzo Pérez-Aliendro compartían el eje de la mitad de la cancha, Solari se paró como un clásico 8 por la banda derecha, Barco, que sus mejores momentos en Núñez los tuvo como enlace, fue corrido a la izquierda y el uruguayo de La Cruz estaba libre en el centro detrás de Lucas Beltrán.

Pero para sorpresa de todos, la línea de volantes del Inter de Porto Alegre se asociaba con claridad y rompían bien las líneas. Aprovecharon las filtraciones del doble 5, atacaron la espalda de los laterales (Díaz y Casco sufrieron todo el partido) y el equipo de Demichelis no podía ejecutar un libreto al cual no estaba habituado: aguantar, proponer un partido de control y contragolpear.

Valencia y Wanderson eran los más desequilibrantes del equipo brasileño. Cerca de los 30 minutos, el delantero ecuatoriano cambio de marcha y tuvo dos oportunidades mano a mano con Armani que supo desactivar muy bien el ex hombre de Atlético Nacional y que sostenía a la Banda con el arco en 0. 

Luego de la jugada en donde el VAR puso la lupa en el cruce de Enzo Díaz contra Fabricios Bustos, minutos más tarde Enzo Pérez se retiraba lesionado e ingresaba Nacho Fernández para reconfigurar el equipo: el propio Nacho se paraba como enlace, Barco se mantenía como interior izquierdo, De La Cruz se recostó sobre la derecha, Aliendro quedó como único volante tapón y el DT soltaba a Solari unos metros más adelantes para que el puntano se pare como segundo delantero al lado de Beltrán.

Inter capitalizó sus chances en el segundo tiempo

Sin embargo, en el segundo tiempo la tónica siguió igual: Inter voraz, atacando y buscando el gol con circuitos de juego fluidos, explotando la espalda de los laterales de River que nunca pudieron ajustar las marcas. El equipo de Chacho Coudet imponía condiciones y dominaba la geografía del partido.

Lo que no pudo concretar en 70 minutos lo hizo en 8. La pelota parada, una de los puntos a resolver en el equipo del Millonario, le dió mucho rédito al equipo de Porto Alegre ya que tras un córner que conectó Gabriel Mercado y un tiro libre que se desvió en la barrera, desnivelaba el marcador 2 a 0 a favor de los Colorados.

El resultado se explicaba desde la contundencia de los de Coudet y del mal parado táctico del equipo visitante que corrió de atrás y esto produjo que se disminuya físicamente, a pesar de los ingresos de Colidio y Agustín Palavecino.

Pero nunca hay que dar por muerto a un equipo de la magnitud y calidad de River. El ingresado Robert Rojas (salió Casco) marcó el 2-1 tras un córner que le permitía a los de Demichelis llegar con vida a los penales.

Tras 20 tiros desde los 12 pasos, con cambio de área incluido y un gol anulado por VAR, Inter se impuso 9-8 tras la gran definición del uruguayo Rochet y eliminó a River 

El equipo de Martín Demichelis no pudo repetir las actuaciones que lo llevaron a ser campeón en la Liga Profesional: un equipo corto entre líneas y que se ordena a través de la tenencia de la pelota. Dio la sensación de que quería saltar líneas, por momentos se aceleró y entro en el ritmo vertiginoso que propuso Inter de Porto Alegre, que se mostró agresivo para recuperar y profundo para atacar.

Imposible soslayar el rendimiento de visitante en la corriente Copa Libertadores: De 4 partidos que disputó perdió 3 (The Strongest en la altura de Bolivia, contra Fluminense e Inter) y empató contra Sporting Cristal en Perú, en un encuentro que mereció más.

El plan B, el alternativo, de controlar el duelo y querer liquidarlo de contra no funcionó y uno de los candidatos a quedarse con la Copa Libertadores, sufrió una durísima eliminación en octavos de final.