domingo 16 de junio del 2024
Violencia de género

Detuvieron en Mendoza a dos jugadores de Godoy Cruz acusados de violación

Julián Encina y Enzo Tejada, futbolistas de la reserva del "Tomba", fueron detenidos en la causa por el abuso sexual a una joven a la salida de un boliche.

442

Este lunes los futbolistas de la reserva de Godoy Cruz, Julián Encina y Enzo Tejada, fueron detenidos y en las próximas horas quedarían alojados en el penal. Ambos son sospechosos de haber abusado sexualmente a una joven a la salida de un boliche en la Ciudad de Mendoza, el pasado 20 de octubre. 

Los acusados fueron imputados a mediados de noviembre por el delito de abuso sexual agravado, por acceso carnal y por ser cometido por dos personas, aunque permanecían en libertad, sujetos a algunas medidas establecidas por la fiscalía: tuvieron que rendir una caución de $1.000.000, tenían prohibición de acercamiento a la víctima, personal como por vía telefónica o por redes sociales y no podían salir del país ni de la provincia. 

Según trascendió, incumplieron en una de ellas, la fijación del domicilio, por lo que su situación empezó a complicarse. A esto se suma que al expediente recientemente se incorporó una prueba genética, que indicó que tanto en la víctima como en sus prendas de vestir, se hallaron restos de semen de estos jóvenes futbolistas. 

Ante las últimas novedades en la causa, el fiscal Darío Nora revocó el beneficio de la libertad para ambos y dispuso su detención -uno de ellos se entregó voluntariamente-. Quedaron detenidos en diferentes comisarías y su próximo destino será la cárcel. 

Vale destacar que, tanto Encina de 19 años, como Tejada de 18, seguían integrando el plantel de reserva del Tomba y entrenaban con sus compañeros, incluso siendo convocados al primer partido del torneo ante Lanús, con viaje incluido a Buenos Aires. 

Reserva de Godoy Cruz

Qué dijo la denunciante de Encina y Tejada 

En el momebto que realizó la denuncia, la chica de 21 años afirmó que los juveniles la habrían accedido sexualmente repetidas veces. Según consta en el expediente, la agresión sexual se habría producido en la madrugada del 20 de octubre pasado en un departamento que los futbolistas comparten en la calle 9 de julio al 300 de la Ciudad.

El caso es investigado por el fiscal Darío Nora y está caratulado como “abuso sexual agravado por acceso carnal y por la participación de dos personas”, delito que tiene penas que van de los 8 a los 20 años de cárcel, de ser encontrados culpables.

BP