lunes 17 de mayo de 2021
Perfil

FúTBOL | 28-04-2021 16:58

Grave denuncia contra Chiqui Tapia: "En la AFA hay transparencia cero"

Pablo Caruso, secretario del Tribunal de Ética, aseguró que el órgano que él integra se utiliza para "disciplinar" a los detractores del presidente y que no se cumplen los estatutos.

El secretario del Tribunal de Ética de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Pablo Caruso, señaló que en la entidad "hay transparencia cero", a la vez que dijo que a ese cuerpo sólo lo "quieren usar para disciplinar a la gente que se le opone al presidente" Claudio Chiqui Tapia.

Caruso llegó al cargo en julio de 2017, es abogado especialista en derecho deportivo y dio su opinión acerca de la supuesta transparencia que el presidente de la casa madre del fútbol argentino declama que hay en el fútbol argentino.

En una entrevista concedida al diario La Nación y al ser consultado acerca de si es así o si es un slogan, indicó: "Estoy totalmente seguro de que es un eslogan. Lo digo habiendo vivido la experiencia que viví. En la AFA hay transparencia cero. Desde el momento en que nos hacen al costado y no nos dan los recursos".

"Solamente nos quieren usar para disciplinar a la gente que se le opone al presidente. Nos transforma en una figura decorativa o disciplinatoria de la gente que está en contra del presidente de la AFA. Así que de transparencia veo muy poco", aseveró.

Caruso explicó que el tribunal de Ética "juzga el comportamiento y la actuación de todos los miembros del fútbol fuera del campo de juego: dirigentes, clubes, jugadores, árbitros" para que "no vayan en contra de normas contra la discriminación, que no afecten la imagen de la AFA, la FIFA y la Conmebol con su actuación".

"Desde que se creó fue casi una figura decorativa dentro de la AFA. Le pusimos empeño, actuamos de oficio en algunos casos muy puntuales, por ejemplo el de (Jorge) Sampaoli cuando insultó a un oficial de policía. Pero más allá de eso, tuvimos muy pocos casos. No tuvimos respuesta de la AFA a ninguno de nuestros pedidos. Se trabajó con muy pocos recursos; nulos recursos", dijo.

Además señaló que no tienen un lugar físico propio en la AFA y manifestó que "la sensación es que el tribunal de Ética molestaba" ya que el mismo se creó "no por voluntad propia del presidente de la AFA, sino por imposición de la FIFA", a la vez que dijo que "la relación y el trato que nosotros tuvimos con la AFA se vio signada por eso".

"No publicaban nuestras resoluciones en el Boletín Oficial de la AFA. No publicaban en la página nuestros datos. Estuvimos años sin estar en la página. Hasta que hace poquito nos agregaron a la página de la AFA. ¡El tribunal de ética no existía en ningún lado! No hace falta sacar muchas conclusiones para darte cuenta de que éramos una molestia", expresó.

Ante la consulta sobre si la posibilidad de que la FIFA audite el cumplimiento de los estatutos y perciba que la AFA no los acata, respondió: "Totalmente. Porque calculá que de 30-40 personas que lo tenían que presentar, lo presentaron 5 o 6. Más todos los miembros del tribunal de ética, que lo hicimos".

En relación a si recibió presiones dijo: "A mí nunca me presionaron directamente. Sí nos quisieron utilizar como un tribunal disciplinador de las personas que osaban tener una opinión contraria a lo que era la conducción de la AFA. No sólo fue con (Roberto) Sagra (ex presidente de San Martín de Tucumán)".

"En su momento denunciaron a (Marcelo) Gallardo. Después, dos veces, a Pablo Moyano. Eran denuncias absurdas. Todos los miembros trabajamos a conciencia. Tenemos que dar el ejemplo. Tenemos que actuar con total transparencia. No nos dejamos presionar nunca, y capaz que fue por eso que nunca tuvimos recursos ni interés por parte de la AFA en que nosotros actuáramos", aseveró.

Al ser consultado acerca de si recibieron alguna vez alguna denuncia en el tribunal en contra de Claudio Tapia o Pablo Toviggino, dijo "que recuerde yo, no" y en cuanto a algún funcionario de la AFA, señaló que "tampoco".

Fuente: NA

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en