lunes 14 de junio de 2021
Perfil

FúTBOL | 02-02-2021 15:47

La triste historia del nene de Platense que le rechazó un helado a Tinelli

Federico tenía cinco años cuando fue a Videomatch todo vestido con la ropa del Calamar obligado por su padre. "Yo quería ser de River", confiesa dos décadas después. Video.

Como conductor de Videomatch, Marcelo Tinelli fue protagonista de uno de esos momentos televisivos virales antes de la propia existencia del término relacionado con las redes sociales pero que repitieron una y mil veces los distintos programas de archivo. Ofreciéndole un helado, Tinelli intentó convencer  a un nene de 5 años, supuestamente fanático de Platense, para que dijera que era hincha de San Lorenzo.

Tras el regreso a Primera División del Calamar después de 22 años en el fútbol de ascenso, se disparó este divertido recuerdo en Twitter imaginando la felicidad que tendría ese nene hoy ya hombre y hasta el propio Tinelli lo compartió en su cuenta personal. Pero la historia que había detrás de ese video escondía maltrato y violencia y el propio protagonista fue el encargado de contarla.

"Ese nene soy yo, y cada vez que veo el video me angustia mucho. No quería ser de Platense, yo quería ser de River. Pero sabía que eso podía traerme un gravísimo problema con mi viejo. Entonces no me quedó otra que resignar el helado y los muñecos que me ofrecía Tinelli", sorprendió a todos Federico Tineo.

Pero eso no era todo porque Federico se abrió y tenía ganas de contar su verdad al mundo: "Tendría 5 años y, probablemente como cualquier nene, prefería comer el helado. Y todo fue risas para la cámara. Me acuerdo a la perfección como si hubiese sido ayer ese momento. De terminar de rechazar el helado y mirar a mi viejo como preguntándole '¿estuve bien?'".

"Yo tenía que ser sí o sí de Platense. No podía elegir otro club, porque sino se me venía la noche. No sé si alguien leerá esto, pero me estoy sacando un tremendo peso de encima al contarlo...Está claro que ese terror no era casual. Sé que por decir que era hincha de otro club se podía venir una golpiza infernal, como las que estaba acostumbrado. Así que obviamente rechazar el helado era algo menor ante esa circunstancia", agregó Federico y recibió innumerables muestras de cariño y contención de un montón de desconocidos que nunca se volverán a reír mirando ese video.

"Después de varios años, los tribunales y la oficina de violencia doméstica finalmente hicieron su parte (tarde pero seguro), y me salvaron la vida. Se dispuso una restricción perimetral. Lamentablemente para que eso pasara me tuvo que romper el páncreas de una patada, pero bueno...En definitiva, la vida siguió. Hoy trabajo en los tribunales, tratando de hacer lo mejor desde mi lugar. Y lo mas hermoso, puedo alentar a mi querido River Plate, orgulloso". Un testimonio que conmueve y duele, y que nada tiene que ver con la pasión por el fútbol que une a tantos padres e hijos en Argentina. 

 

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en