lunes 30 de enero del 2023
Seleccion Argentina

Mundial Qatar 2022: Di María recordó la famosa carta de Real Madrid en Brasil 2014

Previo al Mundial Qatar 2022, Ángel Di María recordó uno de los momentos más recordados por los hinchas de la Selección Argentina en el Mundial Brasil 2014 cuando Real Madrid envió una sugestiva carta sobre su lesión.

442

Una de las grandes dudas que tienen los argentinos es qué hubiese pasado si Ángel Di María disputaba las instancias finales del Mundial de Brasil 2014. Fideo había sido una pieza clave en los primeros partidos, le anotó el agónico gol a Suiza para avanzar a los cuartos de final.

Pero contra Bélgica tuvo que salir en el primer tiempo por un desgarro en el muslo. Esta lesión le impidió jugar las semifinales contra Países Bajos y la final ante Alemania, donde la Selección argentina cayó 1-0 en un partido donde tuvo las oportunidades más claras.

A poco más de un mes para el inicio de Qatar 2022, el extremo argentino sufrió nuevamente un desgarro pero lo tendrá afuera de las canchas solamente entre dos o tres semanas y llegará sin problemas al debut del 22 de noviembre contra Arabia Saudita.

Di María

The Players Tribune es un sitio donde los deportistas cuentan algunas de sus historias más íntimas. En este caso fue el turno de Di María, quien recordó el momento en el que le llegó una carta del Real Madrid (club donde militaba en aquel momento) mientras se infiltraba el día de la final:

"Me acuerdo cuando recibí la carta del Real Madrid. La rompí antes de abrirla.

Esto pasó en la mañana de la final del Mundial 2014, exactamente a las 11. Yo estaba sentado en la camilla a punto de recibir una infiltración en la pierna. Me había desgarrado el muslo en los cuartos de final, pero con la ayuda de los antiinflamatorios ya podía correr sin sentir nada. Le dije a los preparadores estas palabras textuales: “Si me rompo, déjenme que me siga rompiendo. No me importa. Sólo quiero estar para jugar”.

Y ahí estaba, poniéndome hielo en la pierna, cuando el médico Daniel Martínez entró al cuarto con un sobre en la mano y me dijo: “Ángel, mirá, este papel viene del Real Madrid”.

“¿Cómo? ¿Qué me estás diciendo?”, le dije.

Me contestó que no estaba en condiciones de jugar y que los estaban forzando a que no me dejaran disputar el partido.

Inmediatamente entendí lo que estaba pasando. Todos habían escuchado los rumores de que el Real Madrid quería comprar a James Rodríguez después del Mundial, y yo sabía que me querían vender para hacerle jugar a él. Así que no querían que su jugador se rompiera antes de venderlo. Era así de sencillo.

Le pedí a Daniel que me diera la carta. Ni siquiera la abrí. Solamente la rompí en pedacitos y le dije: “Tirala. El único que decide acá soy yo”.

Finalmente, el jugador surgido en Rosario Central no pudo disputar la final y su tristeza se pudo ver claramente durante la premiación, en la que no pudo evitar las lágrimas.

Fuente: NA