lunes 04 de julio del 2022
LIGA PROFESIONAL

River, Boca y 24 más

La diferencia entre los dos equipos más populares de Argentina y el resto se profundiza cada vez más. Un sistema de competencias que retroalimenta la grieta.

442
12-12-2021 12:22

Esta nota ya se publicó. No fue exactamente la misma, pero sí el mismo enfoque, la misma razón que ahora se actualiza, se convierte en una hipérbole futbolera: Boca y River, River y Boca, cada vez más lejos del resto. De nuevo

La diferencia entre los presupuestos que manejan los dos equipos más populares del país y sus competidores locales se homologó en estos días: River festejó la Liga Profesional más cantada de la década, y Boca –incluso jugando pésimo– se impuso en los penales contra Talleres y festejó la Copa Argentina y la clasificación a la Libertadores 2022.

La hegemonía queda validada al ver los números de este tiempo. En los últimos seis años Boca sumó ocho estrellas, todas por certámenes domésticos: torneos de Primera División 2015 y 2016/17, Superligas 2017/18 y 2019/20, Copas Argentina 2015 y 2021, Supercopa Argentina 2018 y Copa de la Liga Profesional (Copa Maradona) 2020.

Por su parte, River sumó cinco títulos nacionales (Copa Argentina 2016, 2017 y 2019, Supercopa Argentina 2017 y la reciente Liga Profesional 2021) y otros cinco en el ámbito internacional: la Libertadores 2015 y 2018, Recopa Sudamericana 2015 y 2019, y Suruga Bank 2015. 

Los clubes que les siguen son Racing, Independiente y Defensa y Justicia, que sumaron en ese período dos estrellas: La Academia se quedó con la Superliga 2018/19 y el Trofeo de Campeones 2019; el Rojo levantó la Copa Sudamericana 2017 en el Maracaná y, posteriormente, la Suruga Bank; y el Halcón de Florencio Varela celebró la Copa Sudamericana 2020 y la Recopa ante Palmeiras.  

En esa lista de títulos que River y Boca lideran de manera holgada aparecen Rosario Central (campeón de la Copa Argentina 2017/2018) y Colón (campeón de la Copa de la Liga Profesional 2021).

La diferencia es mucha, y podría explicarse –entre muchas otras razones– en los presupuestos de los planteles profesionales y en la cotización de esos equipos. De acuerdo al sitio transfermarkt.com, que estima una referencia de mercado, la plantilla de River vale 125 millones de dólares, mientras que el monto de Boca alcanza los 102 millones. Según ese portal, el equipo que le sigue es Vélez, con un valor de mercado que suma 73 millones.

Si siempre se hablaba de la uruguayización del fútbol argentino, por la hegemonía histórica que del otro lado del Río siempre tuvieron Peñarol y Nacional, la uruguayización ya llegó. Y lo más preocupante es que el sistema de competencias hará que la brecha se estire: en un país con su moneda devaluada, los dos clubes que más dólares reciben de la Conmebol son River y Boca. ¿Por qué? Básicamente porque son los que más lejos llegan en la Copa Libertadores: los dos protagonizaron la histórica final en 2018, se enfrentaron en las semifinales en 2019, volvieron a arribar a las semis en 2020 y este año quedaron en el camino en octavos (Boca) y en cuartos (River). Esos dólares luego se traducen en refuerzos, planteles competitivos y una diferencia con el resto cada vez mayor.

En esta Nota