Perfil

FúTBOL | 17-06-2021 13:59

Sergio Ramos se despidió del Real Madrid entre lágrimas y dardos a Florentino Pérez

El símbolo y capitán no pudo contener la emoción, explicó las razones por las que no renueva su contrato y aclaró: "Nunca me he querido ir". Video.

Sergio Ramos, capitán y emblema del Real Madrid de la última década, se despidió oficialmente del club en una emotiva ceremonia junto con el presidente Florentino Pérez, pero después lanzó críticas al afirmar que no hubiese querido irse y responsabilizó al club por su salida.

"Acepté el año que me ofrecía el club y me dijeron que la oferta había caducado. Nunca me he querido ir y nunca fue un tema de dinero, era de años porque quería tranquilidad y continuidad, y yo quería seguir en el Madrid", sostuvo Ramos en la rueda de prensa posterior al acto oficial, frases que de inmediato fueron la portada de los principales medios españoles, como As y Mundo Deportivo.

Ramos estuvo acompañado por su familia, en un momento emotivo en el cual Florentino Pérez le impuso la insignia de oro y brillantes de la "casa blanca" cuando todo era fiesta, en reconocimiento por los 22 trofeos que conquistó en sus 16 temporadas en el club, desde que llegó en 2005 procedente del Sevilla.

"Lo primero que me gustaría aclarar es que nunca me he querido ir. Me remonto a la Liga del confinamiento y a raíz de ahí se me ofreció ampliar el contrato, pero por las razones del Covid se fue aplazando y en los últimos meses el club me hace una oferta de un año con bajada de salario. El dinero nunca fue un problema y el presidente lo sabía", sostuvo después el jugador andaluz.

Cuando Ramos decidió aceptar la oferta, se encontró con la negativa del club: "Se me dice que ya no hay oferta, que tenía fecha de caducidad y no me había enterado. Esa es la verdad y la tengo que aceptar", expresó el caudillo "merengue" de tantas batallas.

El defensor, campeón mundial con España en Sudáfrica 2010, dijo que no guarda "ningún tipo de rencor ni de enfrentamiento" con Florentino Pérez, con el que mantuvo conversaciones para aclarar sus dudas, pero que quedan "en un ámbito privado".

"Le dije todo lo que tenía que decir. Florentino me trajo y me hizo ganar, me quiero quedar con ese cariño", destacó Ramos, indicó la agencia DPA.

Finalmente, pare regocijo de los hinchas del Real Madrid, al ser consultado sobre su futuro, afirmó que a partir de ahora buscará "una buena opción, que no será el Barcelona".

"Es imposible ver a Ramos con esa camiseta, es un no rotundo y grande como el Bernábeu", agregó con una sonrisa.

"Nunca será un adiós definitivo y este es uno de los momentos más difíciles de mi vida porque uno nunca está preparado para decirle adiós al Real Madrid", expresó el futbolista, de 35 años.

"Llegué aquí como un niño y ahora tengo una maravillosa familia, que siempre ha estado conmigo. Ellos me acompañaron siempre, tanto en las buenas como en las malas. Agradezco también al club, al presidente, a todos los compañeros que tuve, a empleados y a los hinchas", añadió.

"Los miro a la todos a la cara y es imposible no emocionarse, pero nunca será una adiós definitivo", explicó Ramos, en medio del interés del Manchester City y de la MLS de los Estados Unidos por contar con sus servicios.

"Cierro una etapa maravillosa y única, para iniciar otra en la que ojalá consiga nuevos títulos, más que un hasta siempre es un hasta luego, porque tarde o temprano volveré", concluyó Sergio Ramos entre lágrimas, antes de posar junto a los 22 trofeos que ganó en su paso por el Real Madrid.

Fuente: Télam

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en