miércoles 08 de febrero del 2023

En San Martín sólo ganó la barbarie

Al cabo de un agónico 1-1, barras de Chacarita atacaron a dirigentes y allegados de Atlanta. Además, golpearon al árbitro y quemaron vehículos. Galería de fotosGalería de fotos

442

En un clásico clave en la lucha por la permanencia que dio paso a graves incidentes en San Martín, ni Chacarita ni Atlanta hicieron negocio, ya que empataron 1-1 y siguen en zona de descenso directo en la B Nacional.

Lucas Mancinelli había puesto en ventaja a la visita a los 8 minutos del segundo período, pero Sebastián Pena empardó en tiempo de descuento.

Luego del encuentro, hinchas locales desataron agresiones que dejaron como saldo un dirigente bohemio herido y varios autos policiales quemados en las afueras del estadio.

Los disturbios comenzaron minutos antes de la finalización del encuentro, cuando barrabravas de Chacarita ingresaron luego de saltar una pared a una tribuna aún en obra que ocupaban dirigentes y allegados de Atlanta para agredirlos.

Tras recibir una pedrada en la cabeza, el directivo bohemio Marcelo Santoro sufrió pérdida de conocimiento por los golpes que recibió y debió ser hospitalizado. Además, un periodista partidario de Atlanta sufrió un corte en la cabeza.

Lejos de calmarse, con el correr de los minutos los disturbios se acentuaron en las inmediaciones del estadio, con corridas y balas de goma. En medio de los enfrentamientos, un patrullero y dos colectivos de la policía bonaerense fueron incendiados.

El juez del encuentro, Fernando Rapallini, también fue agredido a trompadas luego del partido, mientras se trasladaba al vestuario. "La gente se enojó por los errores del árbitro", dijo en un increíble intento de justificar la agresión Pablo Sztark, del departamento de prensa de Chacarita, al canal de cable C5N.

"Hubo incidentes dentro y fuera del estadio. El operativo fue lamentable. Hay mucha gente lastimada con balas de goma, vehículos incendiados… La Policía no entendió cuál era su trabajo", expresó en tanto el presidente de Chacarita, Osvaldo Lobato, en otra entrevista con C5N.

Lobato consideró un error la decisión del Coprosede de jugar sin público visitante, porque "si estaban los (hinchas) de Atlanta esto no pasaba, porque los operativos hubieran sido diferentes. Al no haber hinchas visitantes, es como que (los efectivos policiales) se relajan un poco".

El pésimo operativo de seguridad estuvo a cargo de la comisaría sexta de Villa Maipú, San Martín, que informó sobre la detención de diez individuos. Por los incidentes, el plantel y la dirigencia de Atlanta debieron permanecer dentro del vestuario hasta pasadas las 20.30, y recién entonces pudieron abandonar el estadio.

Galería de imágenes
En esta Nota
También te puede interesar