lunes 19 de abril de 2021
Perfil

MáS DEPORTES | 07-04-2020 09:36

El duro momento que vivió un atleta argentino por la postergación de Tokio 2020

Uno de los integrantes de la dupla de beach voley masculino contó cómo los afecto el anuncio del Comité Olímpico Internacional. "Fue una noticia muy dura". Su relato y el día a día post confirmación.

El jugador de la Selección argentina de beach volley, Nicolás Capogrosso, exteriorizó hoy su tristeza por la postergación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 debido a la pandemia del coronavirus, aunque resaltó que "la prioridad es la salud", mientras que contó que los integrantes del equipo albiceleste le pusieron fin a la cuarentena que realizaban en conjunto.

"Cuando se postergaron los Juegos fue uno de los días más tristes que tuve como deportista, fueron cuatro años de planificación y esto cambia absolutamente todo, este año pierde mucha relevancia porque todas las competencias anteriores y posteriores fueron suspendidas también", manifestó Capogrosso en diálogo con NA.

En ese sentido, añadió: "Fue una noticia muy dura, la tomé con tristeza y me costó la primera semana encontrarle un objetivo a mi día a día, uno ya estaba pensando en el Preolímpico, en llegar de la mejor manera y clasificar a Tokio".

Al regresar del Sudamericano de Lima, Perú, donde la dupla conformada por Julián Azaad y Nicolás Capogrosso obtuvo la medalla de plata, el plantel que completan Leonardo Aveiro y Bautista Amieva decidió pasar el aislamiento todos juntos en una quinta de la ciudad santafesina de Funes.

Sin embargo, el rosarino relató: "De la quinta nos fuimos hace seis días, cuando cumplimos nuestra cuarentena por estar en aeropuertos. Juli quiso volver con su familia, algo que me parece lógico, y yo me vine a mi casa. Allá quedaron Leo y Bauti que no se pueden volver a Mendoza".

"Los chicos están hasta el trece y si se estira más van a tener que quedarse ahí. Hablo todos los días porque es la casa de mis papás, estamos en contacto por si necesitan algo. Tienen ganas de volverse pero se la bancan muy bien, saben que es un caso de fuerza mayor", agregó.

En la misma línea, continuó: "No es que hubo un error al quedarnos en la quinta, cuando surgió el planteo nosotros teníamos el Preolímpico y cortar 15 días iba a ser un montón. Hoy Tokio está lejos y tenemos que tener objetivos diarios, hacer otras cosas que no nos dejen caer en depresión".

En cuanto a los entrenamientos que lleva a cabo en su vivienda durante la cuarentena, Capogrosso detalló que se llevó "la mitad del gimnasio de pesas" y que su preparador físico le envía "rutinas diariamente".

No obstante, contó que la postergación de Tokio afectó la preparación física y el ánimo de los jugadores y del cuerpo técnico: "Yo noto desmotivación de parte de todo el equipo, estamos todos igual, desde el preparador físico, psicólogo hasta el entrenador, por la incertidumbre. Lo que nos queda ahora como deportistas es mantenernos entrenados para no perder todo lo que veníamos haciendo".

Por último, se sumó a la campaña de los referentes del deporte nacional y envió un mensaje a los argentinos: "La mejor opción es respetar lo que dicen las autoridades y tirar todos juntos para adelante. Es un momento clave para pensar en el otro y quedarnos en casa. Ya hemos salido con mucha actitud de las crisis que nos tocaron vivir, vamos a salir de esta también", cerró.

 

Fuente: NA

Comentarios

También te puede interesar

Más en