domingo 21 de abril del 2024
Tenis

Wawrinka, Etcheverry, Díaz Acosta: las caras del triunfo inicial en el Argentina Open

Mientras el público se rindió a los pies del suizo y los argentinos empezaron de forma convincente, fue debut y despedida para otro campeón de Grand Slam.

El que abrió el fuego en el court central Guillermo Vilas fue Facundo Díaz Acosta, quien viene teniendo un ascenso sostenido en el ranking, y dio su primer paso en el torneo, derrotando al alemán Daniel Altmaier por 6-3 7-6(1). Sólido comienzo del local, que superó los nervios del debut y se va acostumbrando a avanzar en el Argentina Open.

Luego del encuentro de primera rueda, Facu compartió variadas reflexiones en rueda de prensa. Mencionó que lo afectó un poco la demora por lluvia, ya que “parecía que se caía el mundo, estaba almorzando, no hice tenis y de repente avisaron que debía jugar no antes de las 2, la cancha se recuperó increíble y mentalmente ni estaba esperando jugar, así que entré, me costó un poco hasta que me ubiqué, por suerte quebré rápido, saqué un poquito de ventaja y me fui acomodando.”

Díaz Acosta disfruta de competir como local, aunque también necesita superar ese miedo escénico que le significa tal posibilidad, y lo deja claro cuando admite que “es hermoso jugar acá, me encanta, pero las primeras rondas son duras, cuesta un poquito por la ansiedad y las ganas de ganar, por lo que tengo que estar muy enfocado porque si no me juega en contra. Hoy me pasó un poco eso, en el segundo set me quebré medio sólo, me entraron a jugar los nervios pero al final lo pude manejar, y son cosas que pueden llegar a costar”.

El siguiente encuentro lo tendrá frente a frente con su compatriota Francisco Cerúndolo, sobre cuyo compromiso adelantó que “es un partido aparte, nos conocemos mucho. El que esté mejor ese día, de cabeza y de tenis, seguramente va a ganar”.

Respecto de su posible participación en los Juegos Olímpicos de este año en Paris -ya que triunfó en los Panamericanos de Chile el año pasado- reconoció que “es un objetivo llegar, aunque todavía falta mucho y espero poder entrar. Sé que tengo que mejorar mi ranking.”

Para cerrar reconoció que “todavía me cuesta caer que soy yo el que está jugando ahí, pero a la vez me pone recontento porque yo venía de chico a ver este torneo. Al margen del resultado, ver a un montón de gente que me aliente, que me aplauda, es espectacular.”

Facundo Díaz Acosta

Luego fue el turno de uno de los wild cards del torneo, el croata Marín Cilic, que está intentando volver al buen nivel tras una larga inactividad por su lesión en la rodilla, y le está costando. El combustible le alcanzó para un set, que se llevó por 6-4, para posteriormente caer 6-3 6-0 con el serbio Laslo Djere.

Cuando le llegó el momento de hablar, no esquivó el bulto y aceptó las limitaciones que enfrenta actualmente, especialmente en lo que hace al mantenimiento del ritmo en tanto avanzan los partidos. “Los dos primeros sets fueron de buen nivel de tenis pero como no jugué durante un año y medio, mi rodilla no estaba reaccionando bien y tuve dificultades para moverme, estaba a un 30 ó 40%. Fue cada vez más difícil. Mañana a la mañana voy a decidir si es inteligente de mi parte ir a jugar a Río y a Santiago o no, pero sabiendo que mi rodilla no está al 100%.” No sería de sorprender que emprenda ya el regreso a Europa.

El plato fuerte de la jornada llegó con el cordobés Pedro Cachín y “Stan The Man”, el suizo Wawrinka, que protagonizaron un hermoso duelo de reveses: a dos manos para el argentino y el marca registrada y depurada estética a una mano del europeo, que concretó buena cantidad de tiros ganadores. Sin quiebres en el primer parcial, fue 7-6(4) para el argentino. El segundo, ya con un Wawrinka más lanzado y Cachín errático y desbordado por su rival, se lo adjudicó aquél por 6-1.

En el set decisivo, el suizo apretó desde el principio y con un 2 a 0 a favor manejó la diferencia para desactivar algunos intentos de recuperación de Cachín que no pudo aprovechar ninguna de las chances de quiebre, para quedarse con el parcial por 6-2 y hacer suyo el match. En la segunda ronda lo espera el chileno Nicolás Jarry, tercer clasificado del torneo. Una decepción para Cachín que comenzó de tu a tu pero fue perdiendo punch a lo largo del encuentro. El público argentino admira a Wawrinka, se deleitó con una clase magistral de su oarte, y se podría decir que hasta hizo fuerza para que triunfara por sobre el local.

Más tarde hablamos con el suizo y le hicimos presente que es uno de los pocos jugadores extranjeros que jugando aquí contra un argentino pide y recibe apoyo del público. En tal sentido aceptó que “es una gran sensación tener el soporte de la gente aún jugando contra un argentino, no lo doy por hecho sino que lo valoro mucho y eso, junto con lo que me gusta el país, la ciudad y como me tratan, hicieron que quisiera volver a venir a jugar acá al menos una vez más”.

Con relación a su estado físico y algunos inconvenientes que había sufrido hacía el final de la temporada pasada, Wawrinka reflexionó que “no me siento joven pero me siento bien, al principio del partido tuve algunas hesitaciones, pero en la medida en que me moví mejor, entré en ritmo, me sentí bien, con más confianza, pude jugar agresivo y estoy listo para el próximo”.

Consultado sobre su experiencia con jugadores argentinos a lo largo de su extensa carrera, ni dudó en elogiar a David Nalbandian, a quien dijo admirar cuando llegó al tour.  Finalmente, ponderó “la calidad del torneo, la infraestructura, la calidez y el aliento del público que es uno de los mejores del mundo, hacen que todos los jugadores nos sintamos bienvenidos. Son todos aspectos que lo hacen un gran acontecimiento”.

Pedro Cachín y Wawrinka en el Argentina Open

El día lo cerró el último local que se presentó, Tomás Etcheverry, que en su camino a la victoria sobre el español Roberto Carballés Baena por 6-4 6-1, sólo tuvo un sobresalto en el primer set en que sufrió un quiebre, pero luego enderezó la nave y demostró que es uno de los candidatos a llegar lejos en el campeonato.

Concluido el match fue el momento de la palabra del platense triunfador, que confesó que “siempre fue un sueño estar acá, este torneo es muy especial para todos los argentinos, por todos los jugadores de alto calibre que lo han ganado, así que es muy especial y me siento contento de estar en la cancha central”. Sobre su próximo rival (el ganador de Schwartzman y Galán) declaró que “con cualquier a de los dos que me toque va a ser una batalla”, anticipando la dureza del desafío por venir.

En esta Nota