442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
03/07/2011

Copa América 2011

La “22″ manejó a los “trapitos”

Cristian "el volador" Camillieri -a la izquierda del que tiene la camiseta argentina- es el jefe de la barra de Gimnasia. // CEDOC
Cristian "el volador" Camillieri -a la izquierda del que tiene la camiseta argentina- es el jefe de la barra de Gimnasia. // CEDOC

La barra brava de Gimnasia llegó a cobrar 60 pesos por estacionar en la calle y le pagaban 100 a cada cuidacoche. La policía demoró a 79 de ellos cerca de la cancha.

La ciudad de La Plata se vistió de gala para recibir a la Selección argentina de Messi. En su debut internacional desde que fue inaugurado el Estadio Unico, la Policía Bonaerense montó un “superoperativo” de seguridad con 1.600 hombres, pero no pudo frenar el negocio ilegal de la barra brava de Gimnasia y Esgrima, que controla los estacionamientos y la venta ambulante en la zona. Para dejar el coche en las inmediaciones, por ejemplo, se llegó a pagar 60 pesos. Y por una entrada de reventa, hubo gente que desembolsó hasta 600 pesos.

En la previa del partido que el viernes pasado Argentina disputó con Bolivia, PERFIL recorrió las inmediaciones del gigante techado de calles 25 y 32.

“Estacionamos bastante lejos porque acá está lleno de ‘trapitos’”, se quejó Diego, un joven simpatizante platense.

Como es habitual en los eventos de gran convocatoria, el precio del estacionamiento en la calle varió dependiendo de la cercanía al estadio de ciudad de La Plata. En la zona que comprende las calles 33 a 37 y 28 a 19 (ver infografía), los “trapitos” cobraron una tarifa única de 30 pesos, un cincuenta por ciento más caro que lo que se paga en el torneo de la AFA. En Ringuelet, sobre todo entre las calles 532 y 526, entre 26 y 28, se llegó a pagar hasta 60 pesos.

El batallón de “cuidacoches” que desembarcó en la zona fue supervisado por la barra brava de Gimnasia que lideran Cristian “el Volador” Camillieri y los hermanos “Papupa”, Juan Pablo y Gustavo Córdoba, vinculados también a un sector kirchnerista que busca imponerse en la Ciudad de Buenos Aires (ver aparte). Según fuentes allegadas a la hinchada, en los días previos al partido los principales laderos ofrecieron entre 100 y 200 pesos como paga por manejar una cuadra de estacionamiento “medido”.

De acuerdo con las mismas fuentes, fueron ellos quienes también controlaron el negocio de la venta ambulante en la zona, aunque –vale aclarar– en un número bastante inferior si se lo compara con lo que sucede cada vez que juegan Estudiantes o Gimnasia en el Estadio Unico. Desde la Policía, informaron que fueron demorados 79 “cuidacoches” –un reflejo de la cantidad de hombres que envió la hinchada para controlar el negocio– y hasta calificaron el operativo como “exitoso”.

La 22. El sector más violento de la hinchada albiazul, autodenominada La 22 –que no hace mucho registró ese nombre como marca oficial para comercializar el merchandising–, forma parte de Hinchadas Unidas Argentinas (HUA), el polémico grupo que nuclea a varias barras argentinas, y que protagonizó un escándalo con deportados e incidentes en el Mundial de Sudáfrica.

La delegación, que hasta el pasado Mundial era liderada por el puntero kirchnerista Marcelo Mallo, también estuvo presente en el estadio. Llegaron desde distintos puntos, y fueron quienes se encargaron de la reventa de entradas.

En las afueras, y lejos del anillo de control policial, ofrecieron populares y plateas muy por encima del precio oficial. Por una platea, un grupo de hinchas de Tigre –también alineados en HUA– pidió 600 pesos. Y por una popular –que costaba 80 pesos– se llegó a pagar no menos de 200 pesos.

En la tribuna que habitualmente ocupa la hinchada de Estudiantes, relegada en la presentación de la Selección por sus constantes enfrentamientos con la policía y porque además no forma parte de Hinchadas Unidas Argentinas, la barra oficial llevó cerca de mil hombres pertenecientes a distintas hinchadas.

El grupo más numeroso partió desde el predio que Independiente posee en Wilde. “Vinimos en colectivos con gente de Morón, Rosario Central, Colón y Tigre”, contó a PERFIL Darío, uno de los integrantes de la delegación de HUA que forma parte de la barra brava de Independiente.

Durante el partido, no pasaron inadvertidos entre la multitud que llenó el estadio. De hecho, fueron protagonistas de un hecho bastante particular: consiguieron sortear todos los controles y entrar con una bandera gigante que llevaba los nombres de la fórmula Francisco de Narváez y Mónica López.

Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil

Archivado en: , , ,
Más en Perfil Digital

 

 

11 pensamientos en “La “22″ manejó a los “trapitos””

  1. “la seleccion de me$$i”

    terminemos con topicos de merda

    la seleccion no tiene dueño

    papanatas hijos de la gran P.

  2. Se les dieron vuelta a los Kichner estos hijos de puta.- Que rapidez los del canal oficial para correr la cámara cuando empezó a verse la bandera de De Narvaez.- Hijos de puta, ac{a en el interior, nos cortan a Telefé, y nos nos queda más remedio que aguantar a Marcelo Araujo, la publicidad del kichnerismo, el camión de Iveco.- Pero ahora me avivé, bajo el sonido y lo escucho a Fantino.- Sigan protegiendo desde el gobierno a los barra bravas.-

  3. Que raro que Perfil le dedique sólo el último párrafo de una nota (y muy perdido) a una bandera de grandes dimensiones de De Narváez que se vio el viernes en el Único de La Plata…
    Hubiese tenido la misma (mínima) difusión si en vez de ser del Colorado hubiese sido del Kirchnerismo… Para pensar

  4. No sorprende que la barra cobarde de rosario haga negocios, los hace con la policia todo el tiempo, se venden al mejor postor y son un cancer, pero a la hora de demostrar corren, como siempre, de independiente que podes decir…., de colon? club virgo rendido a grondona, kirchenristas tomen nota y manden a cai al descenso por traidores, ahora de narvaez les paga mas que ustedes, jajajaj.

  5. Patético. ¿Algún día seremos un país serio? Por lo pronto hay que hacerla fácil, no ir más a ningún espectáculo de nada y le van a cobrar estacionamiento a la CDSM.

  6. La hermana de mario no debe ser “B”irgen, como toda mujer normal, en cambio uds. “B”obos no mojan más
    Nieve 2 – Gilnasia 0.

  7. Estuve en la cancha en la popular de HUA. Para empezar no eran mil los barras ni a palos. Eran unos 200/300 como mucho, lo que igual es un número y todos barras de clubes chicos a excpeción de Independiente (GELP, Tigre, Alte. Brown, Godoy Cruz de Mendoza, etc). De hecho nos corrieron con buena onda y son tan tontos que se ubicaron mal, desorganizados para poner un par de banderas, unos cachivaches, nos reiamos por lo patetico, menos mal que “viven” de eso … en un momento un flaco, les ofreció organizarlos medio gastandolos.
    Previniendo esto nos habiamos quedado detras del arco a un costado dejando el hueco y cuando nos corrieronm, nos tuvimos que ir … para detras del arco! Es decir ellos se pusieron mal.
    Hablan de que eran K, pero cuando bajaron la bandera que obvio estando abajo ni idea que decia, se escuchaba fuertes chiflidos de todo el estadio, al otro dia supimos que era de De Narvaez.
    Estaría bueno que le exijan a De Narvaez una respuesta sobre este tema, de la misma manera que si decia Scioli o Cristina. Porque es lo que corresponde, cuanto habrá salido esa “publicidad” (lo que si tienen forma de acercarse a De Narvaez diganle que eche al de la idea, porque paracía echo por el enemigo, porque mas pianta voto que quedar pegado a barras bravas no existe).

    Estos tipos responden a una sola ideologia, al del mejor postor. Seguro que entraron sin entradas, seguro que no estuvieron que hacer 3 horas de cola para sacar la popu, seguro que ni hicieron las mil vueltas y pasar los mil controles (muy bien organizado por cierto y que uno acepta porque entiende que la magnitud del espectaculo lo amerita), para entrar a la cancha.
    La verdad una gran organización del espectaculo, llegamos y nos fuimos sin problemas. Se empaña por estos tipos, que terminan pudriendo todo, por su sola presencia.
    Finalmente, dentro de la tribuna, la verdad no hubo problemas de ningún tipo, se comportaron tranquilamente, cuando nos corrieron mandaron al mas diplomático, quien nos explico que era mejor corrernos (nadie obviamente se iba a pedirle explicaciones o hacerle el loco, obvio).
    Espero realmente que De Narvaez o gente de su equipo de las explicaciones del caso.

    Saludos

Los comentarios están cerrados.

Opinión