442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
01/04/2012

Fútbol

Chau mufa: Silva marcó y goleó Boca

Silva y un grito que tardó pero finalmente pudo soltar con la azul y oro. //Télam

El uruguayo metió en La Plata el primero de un Xeneize que venció 3-0 a Estudiantes, pero además lo bajó y quedó como único líder. Galería de fotos.

Boca logró este domingo una goleada muy valiosa visitando en el Estadio Ciudad de La Plata a Estudiantes, ya que no sólo le ganó 3-0 con un gol de Santiago Silva -quien pudo por fin marcar tras 729 minutos con la azul y oro-, sino que además lo bajó de la punta del Clausura y jugada la 8va. fecha quedó allí solo con 17 puntos, a uno de Newell’s y dos de su vencido, Vélez y Arsenal.

El equipo de Falcioni tuvo la suerte de acertar en su primera llegada al área rival: a los 8 minutos, después de perder Verón una pelota, Silva la encontró en el área y, tras un giro, remató bajo y a la izquierda de Mariano Andújar para poner el 1-0 y gritar por primera vez un tanto de su autoría luciendo los colores boquenses.

Cuatro minutos más tarde, Pablo Ledesma quedó en posición de remate después de una acción de Cristian Chávez por derecha y rechazó Andújar. A los 18 fue Silva el que abrió para la aparición de Darío Cvitanich, cuyo envío al primer palo también lo sacó el arquero al córner.

Estudiantes, que perdió por primera vez con Juan Manuel Azconzábal como DT,  pudo convertir a los 21 con un remate de Mariano González a la carrera por encima del travesaño, después de una buena maniobra individual de Enzo Pérez por izquierda, y de inmediato con un disparo que Gastón Fernández trató de colocar por encima de Agustín Orion, quien desvió con gran esfuerzo.

La réplica del visitante fue el segundo gol. A los 23, Chavez recibió de Somoza y abrió hacia la derecha. Por ahí surgió Ledesma, quien disparó cruzado y a la carrera para aumentar la diferencia.

En los últimos 20 minutos de la etapa Estudiantes merodeó repetidamente el área rival, pero siempre fracasó en el último pase o bien en el remate. Así, el único peligro concreto para Orion fue un tiro libre de Verón a los 34, porque se esperaba centro pero el capitán le dio directamente al arco y el balón tocó el travesaño.

En el comienzo del segundo capítulo Estudiantes contó con posesión de pelota durante muchos minutos, pero no elaboró ni una sola escena de ataque clara. Boca lo esperó sin sobresaltos y ya a los 2 minutos pudo haber aumentado con un remate de Cvitanich entrando por el medio, que resultó muy elevado.

Sobre los 20 minutos, Somoza -de gran actuación- colocó un pase para la diagonal del poco antes ingresado Pablo Mouche, quien quedó solo frente a Andújar pero sacó un débil disparo que controló el arquero. Dos minutos más tarde el delantero tuvo revancha: tras recibir un gran pase de Silva otra vez sin marcas, definió con precisión abajo para dejar el cotejo resuelto.

Estudiantes se supo derrotado, repitió centros que nunca complicaron a la retaguardia xeneize y su única maniobra ofensiva digna de mención ocurrió en el minuto 27, a través de un centro de Raúl Iberbia que Guido Carrillo cabeceó desviado. Boca siguió controlando el trámite y dejó la sensación de que pudo ampliar la ventaja. No lo hizo, pero igual tuvo mucho para festejar.

Archivado en: , , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión