442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
30/05/2016

Un despido eterno, menos besos y el intendente Gay

Facundo Sava seguir谩 siendo el entrenador de Racing. / Fotobaires

Racing y el ins贸lito caso de Facundo Sava. Suena tan mal como contratar gente con escaso rodaje, por descarte, como hizo Blanco con Cocca.

autor Escribe

鈥淯n desempleado no es objeto de una marginaci贸n transitoria, ocasional; est谩 atrapado por una implosi贸n general, un fen贸meno comparable a un maremoto, un tornado, esos huracanes que no respetan a nadie y que nadie puede resistir鈥.聽Viviane Forrester (1925-2013); de su ensayo 鈥楨l horror econ贸mico鈥 (1996).

Facundo es un obrero tierno, delicado 鈥搖no dir铆a, como Juan Gelman en el oscuramente bello Le chant du coq cantado por el Tata Cedr贸n鈥: no le sacaron una sola palabra. Toler贸 hasta lo incre铆ble y s贸lo dijo lo que ellos quer铆an o铆r. Sobrevive.

El caso Sava es asombroso. El m谩s cruel, torpe y peor negociado de los 煤ltimos tiempos. Lo de Mauricio Pellegrino en Independiente dur贸 menos y en alg煤n momento hasta tuvo cierto apoyo dirigencial 鈥搉o de los hinchas, que lo ignoraron siempre鈥 gracias a su buena cosecha de puntos. Termin贸 y茅ndose cuando ambas partes decidieron parar con ese circo de desgaste, reportajes inc贸modos y encuestas online entre partido y partido para que la gente elija a su sucesor.

El calvario de Sava fue peor, a煤n con este final feliz atado con alambre. Lleg贸 a Racing por descarte y sin grandes antecedentes, igual que Diego Cocca, su antecesor. Tambale贸 desde el comienzo. Nunca lo quisieron, no tuvo suerte y los resultados fueron malos, pese a tener a disposici贸n un plantel de lujo. Aun as铆, el maltrato que recibi贸 fue ins贸lito. Confirmarlo en la misma reuni贸n en la que iban a echarlo, mientras Chacho Coudet, el preferido, anunciaba que se quedaba en Central, ya fue el colmo.

El presidente Blanco, virtuoso del slalom, esquiv贸 hasta el 煤ltimo instante una definici贸n sobre el futuro de Sava. Prefiri贸 meterlo en el freezer, aislarlo y descongelarlo despu茅s, a las apuradas, dej谩ndolo tan fuerte como De la R煤a despu茅s del cuento del Blindaje. La relaci贸n nunca fue buena. No le hablaban, le cuestionaban sus t谩cticas, la elecci贸n de los titulares, sus cambios, lo que declaraba. Todo.

A V铆ctor Blanco le preocupa el futuro de un plantel que deber谩 rearmarse de la mano de un entrenador que le genera m谩s dudas que certezas. Pero tambi茅n cuida su imagen como hombre fuerte de la AFA. No es pol铆ticamente correcto echar a un t茅cnico a los cinco meses. Cierto. Suena tan mal como contratar gente con escaso rodaje, por descarte, cuando la lista de candidatos ideales queda vac铆a. Lo hizo con Cocca, lo repiti贸 con Sava.

Con Cocca le fue genial porque los planetas se alinearon como nunca. El comienzo fue horrible. Lo salvaron Milito y Saja, l铆deres de un grupo muy unido; River, que se obsesion贸 con echar a su enemigo 铆ntimo de la Copa; y uno que entr贸 por la ventana, se prob贸 el bot铆n de cristal de Cenicienta y mut贸 en goleador: Bou.

Cocca y Sava ten铆an una imagen de t茅cnicos ofensivos, amantes del buen juego. Ambos cambiaron. Cocca acept贸 la sugerencia de los l铆deres del plantel y gan贸 el t铆tulo jugando de contra. Sava, por un rato, les cumpli贸 el sue帽o a los que prefieren ganar 6-3 que 1-0, pero m谩s temprano que tarde se enamor贸 del cero en su arco. No hizo bien ninguna de las dos cosas.

En el f煤tbol suele decirse, piadosamente, 鈥渃ambiar es de inteligentes鈥. Gabriel Celaya no estaba tan de acuerdo. 鈥淢aldigo la poes铆a de qui茅n no toma partido, partido hasta mancharse鈥, escribi贸 en La poes铆a es un arma cargada de futuro. Porque una cosa es modificar cosas para enriquecer la idea, y otra es caer en la pasi贸n del converso. No me pidan que los aplauda.

驴Qu茅 pasar谩 con Sava? Ojal谩 le vaya bien, se lo merece. Pero no soy optimista. Si no tiene la misma suerte que Cocca la crisis se repetir谩, agravada, por un resultado o dos. El presidente, entonces, podr谩 despedir a su Walking Dead 鈥渃on Dios de su lado鈥.

Tiempos dif铆ciles, 茅stos. 鈥淟e hicieron creer a un empleado medio que pod铆a comprarse celulares y viajar al exterior鈥, se indigna Javier Gonz谩lez Fraga, economista feliz. 鈥淗ay que vacunarse m谩s y besarse menos鈥, aconseja, con el romanticismo de una radiograf铆a, Zulma Ortiz, ministra de Salud bonaerense. 鈥淐uando uno ve pel铆culas de pa铆ses n贸rdicos, nota que all铆 la gente cuida mucho el gas鈥, nos ilustra el ministro Frigerio, descubriendo nuevas facetas en la obra de Ingmar Bergman. 鈥淓staban muy deprimidos los precios, hab铆a que subirlos鈥, se conmueve Duran Barba, sin div谩n. Ay.

鈥淗ay enemigos de adentro y de afuera que responden a intereses personales e integran grupos organizados que no tienen patria ni bandera, que pretenden subvertir valores y adue帽arse de nuestros ideales y nuestra juventud鈥, recita, nost谩lgico, el intendente de Bah铆a Blanca, H茅ctor Gay, 隆opa!, reci茅n salido del placard de plomo.
Por suerte hay gente que est谩 segura que cada crisis es una oportunidad y prepara a nuestros futuros CEOs para servir a la patria sincerando la econom铆a. Quiz谩 a Blanco le venga bien sumarse al Executive EMBA, un programa Master del IAE Business School en la Universidad Austral, donde, aclaran sus responsables, el proceso de aprendizaje 鈥渟e desarrolla a trav茅s de la acci贸n鈥. 隆Eso es! Aqu铆 van algunos de sus mejores tips para despedir gente de manera efectiva, evitando sainetes como el de Sava. Disfr煤tenlos.

鈥淓l informe del despido debe ocurrir en los primeros 5 o 10 minutos de la entrevista. No debemos convertir este acto en personal: no es un tema de padre a hijo. No hay que pedir disculpas ni decir 鈥榯ratar茅 de ayudarte鈥. No hay que comprometerse a nada. El paquete de despidos no se negocia: ya fue analizado por Recursos Humanos. La decisi贸n no se discute. Simplemente se la comunica con pragmatismo鈥. The end.

Qu茅 bueno es vivir en un pa铆s donde tantos estudian y se preparan pensando en el futuro. Como alguna vez dijo Jos茅 Mar铆a Aguilar cuando era presidente de River, antes del descenso: 鈥淓sto es Aruba鈥. Wow. Aruba, Curazao, islas Caim谩n, Curazao, Contadora, Jamaica no problem. 隆Bahamas! Puro Caribe, man.聽La cr猫me de la cr猫me, compatriota.

(*) Esta nota fue publicada en la edici贸n impresa del Diario PERFIL.

Archivado en: , , , ,
Clubes:
Aparecen en este artículo:

 

 

10 pensamientos en “Un despido eterno, menos besos y el intendente Gay”

  1. Me recontra pudren los periodistas deportivos que juegan con el laburo de los profesionales del futbol. Ded铆quense a comentar los hechos deportivos que ocurren dentro de los campos de juego, no los contractuales,

  2. Ni escribiendo sobre la actualidad de la NASA podes obviar tu fanatismo por los Kirchner. Sos un mediocre con buena pluma, solo eso

    1. 驴Buena?… No lo creo. S贸lo es una maquinita de traer citas, desde Freud aal Dalai Lama.. Lo qu ele venga bien al momento para pretender hacer real su “relato” sobre la vida…

  3. Mal铆simo. Pero mal铆simo. No se entiende, no brinda ninguna informaci贸n sobre Racing. La referencia al intendente de no s茅 d贸nde pedorr铆sima. Comentarios pol铆ticos hiper fuera de lugar (hay un p谩rrafo entero que no tiene nada que ver con la nota). Ay? The end? Incre铆ble que te den laburo de “periodista”. Aguante Racing.

  4. No es bueno ser reh茅n de una ideolog铆a. Menos si se es un cuasi fan谩tico religioso, y se cree que esa ideolog铆a puede explicar todos los problemas del mundo y resolverlos.
    Este hombre Asch, como de costumbre, confunde ilustraci贸n con inteligencia. Y te llena de citas, que como tales, no siempre pueden, ni deben ser aplicables a una situaci贸n. 驴Resultado?: confuso, mentiroso… Sava se queda porque no encontraron otro. Punto. No anduvo bien porque NO SABE, no por traicionar un ideario. Mezclar al IAE con esto es un desprop贸sito. No es el “pragmatismo” el mal del pa铆s, sino la falta de inteligencia y moral, Asch… Eso no tiene ideolog铆a.
    No mientas m谩s ni te mientas m谩s a vos mismo…

  5. Muy bueno! Lamentablemente algunos creen que su desagrado por la nota, o por la supuesta ideolog铆a del autor, la cual, quiero creer que infieren al hacer uso de su contundente pericia socio-psicologica, invalida la misma. Que no les guste, no la convierte en mala. Que no diga lo que uds. quieren leer, no la convierte en mentirosa. Que no entiendan que quiere comunicar, no la convierte en confusa.
    Saludos.

  6. Javier, no vale la pena gastar p贸lvora en chimangos. Hay un bobix que no sabe d贸nde queda Bah铆a Blanca ni que se dec铆a en este pa铆s en los 70. Hace a帽os que leo esta columna y siempre el autor mezcla realidad, pol铆tica, cultura y, sobre todo, opina, sin usar frases para eso. Que haya cerebros sin usar que no entiendan nada es inevitable: esto es f煤tbol. No iba a contestar nada pero bueno, no te quise dejar solo, Javier. Es imposible hsce pensar a un salame de vocaci贸n, olvidate

Los comentarios est谩n cerrados.

Opinión