442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
22/08/2010

Fútbol

Arsenal pinchó al Globo en Sarandí

Óbolo celebra uno de los 36 goles oficiales que lleva hechos para Arsenal. /Fotobaires

Leguizamón aumentó de penal a los 18 del complemento y los del Viaducto se impusieron 2-0 a Huracán. Óbolo había hecho el primero.

Arsenal doblegó hoy a Huracán por 2-0 y dio un paso importante en la lucha por mantener la categoría que están sosteniendo varios equipos, entre ellos los protagonistas de la tarde de Sarandí.

Mauro Obolo, de cabeza, en la primera mitad, y Luciano Leguizamón, de tiro penal, en la parte complementaria, le dieron la victoria al equipo de Gustavo Alfaro, que le dio alcance al Globo en la tabla de promedios del descenso.

La diferencia entre ambos equipos fue tan amplia que la hinchada del Globo despidió a sus jugadores y al director técnico Héctor Rivoira con cantos agresivos.

En el primer tiempo la pelota transitó mucho por la mitad de la cancha, pero fue entretenido porque los dos equipos trataron bien la pelota.

Empezó un poco mejor Huracán, con buenas triangulaciones y desdoblamientos de los marcadores de punta para conseguir profundidad por las bandas. Su chance más propicia llegó a los 15 minutos. Angel Morales ejecutó un centro desde la izquierda, Rolando Zárate arrastró marcas y la pelota le quedó servida a Gastón Machín, quien sacó un bombazo que dio en el travesaño.

Arsenal fue más directo en sus avances y también llevó peligro. Y fue más certero, consiguiendo la ventaja un minuto después de que Huracán desperdiciara su chance más clara. Un centro desde la izquierda ejecutado por Juan Krupoviesa al segundo palo fue conectado arriba por Obolo, quien venció a Gastón Monzón.

Huracán sintió el golpe mientras Arsenal se fue afirmando de mitad de cancha hacia atrás. El local, con el marcador a su favor, le fue quitando ritmo al partido, que cayó en una meseta hasta el cierre de la primera parte.

En el complemento Arsenal salió con una postura contragolpeadora. Le cedió a Huracán el balón y el partido siguió por la misma vía del final del primer tiempo: la visita yendo a buscar el empate con actitud, pero sin ideas, y el local apostando a una réplica letal.

El 2-0 estaba latente en cada contra de los del Viaducto y llegó sobre los 18, cuando Leguizamón fue derribado dentro del área por Carlos Quintana y el goleador local cambió penal por gol.

Rivoira apeló al banco, pero las variantes no dieron resultado. Arsenal siguió controlando el partido y se llevó tres puntos de vital importancia.

Archivado en: , ,
Clubes:

 

 

Opinión