442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
22/08/2011

Fútbol

Adiós a un ídolo: murió Ezra Sued

Sued, la camiseta de Racing y la pelota: una postal de los años '40 y '50. /CeDOC

Figura querida y admirada por todo el ambiente futbolístico, el gran puntero izquierdo del Racing tricampeón entre 1949 y 1951 falleció este domingo. Un resumen de su trayectoria.

Cuando faltan pocos meses para el 60° aniversario de la obtención por parte de Racing del primer tricampeonato obtenido por un club en el profesionalismo argentino, Ezra Sued, quien fuera como puntero izquierdo uno de los grandes protagonistas de ese logro, falleció hoy a los 88 años a causa de una infección.

Nacido en el barrio de Once el 7 de junio de 1923 pero rápidamente mudado a Floresta, Sued desarrolló toda su carrera futbolística profesional en Racing, adonde ingresó con 17 años para jugar en inferiores. En Primera debutó el 25 de abril de 1943, en una derrota ante Platense por 3-1, y recién jugó su último partido el 11 de noviembre de 1954, en un 0-0 ante Huracán.

Más allá de su gran habilidad y su extraordinario pique corto, virtudes que desde muy joven lo sindicaron como un digno heredero del gran Chueco García en la plaza de puntero izquierdo racinguista, el Turquito fue destacado siempre como un jugador muy correcto, lo que le valió el cariño y la admiración de la afición futbolística en general.

Ídolo como pocos del público académico, dejó estampado a fuego su nombre en la historia del club de Avellaneda como integrante de aquella inolvidable delantera con la que en 1949 Racing fue por primera vez campeón en la era profesional: Salvini, Tucho Méndez, Rubén Bravo, Simes y Sued.

Pese a usar siempre lentes de contacto por su miopía (un detalle que no muchos conocían), repitió aquel logro en los dos años siguientes como titular indiscutido y figura cumbre, al punto de tener asistencia perfecta en 1950 y ser detrás de Simes el delantero académico que más partidos jugó en el ciclo 1949/51 con 82.

Además, en una época de grandes jugadores en su puesto como Félix Loustau, el posiblemente mejor puntero izquierdo de la historia del fútbol argentino, logró jugar seis veces y convertir dos goles con la casaca de la Selección entre 1945 y 1947.

La crónica fría dirá que en el partido que Racing le ganó a Banfield por la tercera fecha del Apertura los jugadores albicelestes portaron un brazalete negro en memoria de Sued. Un homenaje sin dudas merecido para una verdadera gloria racinguista.

Archivado en: , , , ,

 

 

Opinión