442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
11/10/2012

Fútbol

Capitanich y la teoría del “sabotaje”

Los jugadores se retiran a los vestuarios tras esperar más de media hora en el campo Resistencia. /Télam (archivo)

A ocho días del papelón en Chaco y tras haber dicho que había fallado un cable, el gobernador habló de una nueva hipótesis.

A ocho días del papelón que significó la suspensión de un clásico como el Argentina-Brasil, en el estadio de Sarmiento de Resistencia, el gobernador del Chaco y presidente de ese club, Jorge Capitanich, dijo hoy que un posible sabotaje es “una de las hipótesis” del apagón.

“Es un hecho alevosamente grave. Pretendemos que la instancia de investigación sea profusa, profunda y con la rigurosidad técnica correspondiente”, afirmó el mandatario chaqueño en declaraciones a Radio La Red, pese a que el día después del frustrado encuentro dijo que había sido una falla de material de un cable el que provocó el problema.

Cuando en una entrevista radial se le preguntó si “pudo existir un sabotaje” que dejara sin luz el Estadio Centenario, minutos antes del encuentro internacional y con ambas escuadras en la cancha, Capitanich contestó: “Es una de las hipótesis que no hay que descartar”.

“Nosotros estamos en una instancia investigativa bien profunda con múltiples auditorías técnicas. Antes del evento, se hizo una contratación con la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) para hacer toda la verificación. No hubo problema de suministro, había back-up alternativa por 2,8 megavatios, 1,8 más de lo que requería la organización del partido”, explicó.

El gobernador agregó que “la falla de materiales por defectos técnicos está siendo auditada por la UTN y un grupo de expertos para la investigación más profusa de todas las hipótesis, que no hay que descartar ninguna”.

“Nosotros hemos tenido la organización de nueve eventos de alta calidad y perfecta organización (entre ellos, el Superclásico Boca-River, en enero de este año) y esto definitivamente enloda el prestigio adquirido”, prosiguió.

Para Capitanich, la suspensión del encuentro Argentina-Brasil “es una cuestión que me preocupa un profundo dolor por el esfuerzo que implica organizar un evento extraordinariamente importante. Lo hicimos siempre con una perfección”.

El partido amistoso entre ambas selecciones sudamericanas debió jugarse el miércoles de la semana pasada, pero un desperfecto en el sistema de iluminación no permitía la correcta visión para un match nocturno.

La falla eléctrica impidió la revancha del Superclásico de las Américas, que dos semanas antes, en el juego “de ida”, había ganado Brasil 2-1 en el estadio Serra Dourada, en Goiania.

Fuente: DyN

Archivado en: , , , ,

 

 

Opinión