442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
30/07/2016

Grandes en problemas: la crisis llegó a los arcos

Números uno. Barovero entró en la historia de River. Lo reemplazará un juvenil; el Ruso Rodríguez, cuestionado en el Rojo.Saja dejó un vacío grande en el arco de Racing. Orion, referente de Boca, se iría del club ante la primera oferta. / Cedoc

Por Diego Pors | River, Boca, Racing e Independiente atraviesan tiempos de recambio en uno de los puestos claves de la cancha. Solo zafa San Lorenzo.

“Ese es un arquero de equipo grande”. El fútbol argentino suele tener como máxima que hay un prototipo especial para defender el arco de los equipos grandes. Esos que son poco exigidos pero que responden sin importar cuál sea la exigencia del partido. Lo sorprendente resulta que en ese panorama sean contados los casos de jugadores que salieron de las inferiores de esos clubes para consolidarse en Primera. Salvo Independiente, los últimos arqueros insignia de los grandes llegaron de afuera. El próximo torneo no parece la excepción.

Boca es el arco más complicado para los surgidos de sus inferiores. En ninguno de los grandes equipos xeneizes de los últimos tiempos hubo un “uno” que proviniera de sus entrañas. Oscar Córdoba, Roberto Abbondanzieri Mauricio Caranta fueron los protectores de los campeones de América. Luego de varios nombres que tuvieron flojos rendimientos, como Javier García (el único del club), Pablo Migliore, Cristian Luccheti y Aldo Bobadilla, llegó Agustín Orion y se adueñó del arco desde 2011. Por eso su posible partida es un golpe fuerte para los cimientos de un arco que parecía cubierto por mucho tiempo y que ahora deberá esperar si llega Agustín Marchesín a ser titular o a que llegue la hora de Guillermo Sara. “Se dio una situación con Orion, pero sigue formando parte, según lo admitió el propio técnico Guillermo Barros Schelotto ayer. Habrá que esperar.

Contracara. River parece transitar la vereda opuesta a la de su archirrival. El Millonario encontró en Marcelo Barovero al arquero del equipo multicampeón de Ramón Díaz y Marcelo Gallardo, y a uno de los mejores de su historia. ¿Cómo decidió reemplazar a Trapito? Por un hombre de la casa, Augusto Batalla, que llega al arco con un doble peso en sus espaldas: ser el sucesor de uno de los pilares del campeón de América y haber estado en la mira del Real Madrid hace varios años, en cada mercado de pases.

Los de Núñez eligieron darle esa responsabilidad y traer a un experimentado para que ocupe el banco de suplentes como Enrique Bologna, quien llega sabiendo que su capital será el rodaje, en un puesto en el que River apostó al talento en un arco que en la última década tuvo a muchos made in inferiores que no terminaron de explotar, como Franco Costanzo, Javier Lux, Juan Pablo Carrizo y Leandro Chichizola.

Tipo clave. San Lorenzo tiene en ‘San’ (Sebastián) Torrico al arquero más influyente de su historia. Clave en la obtención del Inicial 2013 y en la Copa Libertadores 2014 con el equipo del Patón Bauza, el hombre experimentado que llegó de Godoy Cruz, hizo alcanzar la gloria y se metió en el corazón de todos los hinchas. Sus rendimientos y continuidad hacen que el Ciclón sea el único de los grandes que no sufra cambios en el arco en este torneo. Sus suplentes fueron Cristian Alvarez y Leonardo Franco, durante la Copa, y hoy ese rol lo cumplen Nicolás Navarro y el juvenil José Devecchi.

Desde 2000 en adelante, San Lorenzo tuvo el arco custodiado por dos hombres de su riñón: Sebastián Saja y Agustín Orion. Luego apostó por Pablo Migliore, quien luego de un par de temporadas se fue para que llegara el mendocino.

Racing es otro de los grandes que para este torneo sufrirán el recambio en el arco. Es que la ida de Saja, capitán y símbolo del equipo, al final del pasado torneo hace que hoy Nelson Ibáñez sea el titular y el juvenil Juan Musso, el que le cuide las espaldas. En la Academia volvieron horas de pruebas luego de cuatro años de solvencia de Saja. Y en esas etapas generalmente en la parte albiceleste de Avellaneda no acostumbran a confiar en los de la casa. El último que se formó en el complejo Tita Matiussi fue Sergio Romero, quien sólo atajó cuatro partidos y se fue a Holanda.

Independiente es la excepción a la regla de hace unos años, ya que desde sus inferiores salieron muchos de los arqueros que custodiaron su arco. Desde Oscar Ustari, pasando por Martín Gabbarini, llegando al resistido Diego Rodríguez. Justamente el Ruso es el que pelea por un puesto con el uruguayo Martín Campaña, quien terminó sacándole el puesto. Para el DT Gabriel Milito, el estilo de juego de Rodríguez es el que más encaja con su equipo, pero sabe que el uruguayo tiene más aceptación de los hinchas.

(*) Esta nota fue publicada en la edición impresa del Diario PERFIL.

Archivado en: , , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión