442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
30/05/2019

Denuncian a Laucha Acosta por maltrato psicológico

Ludmila Sabella junto al Laucha Acosta. // Instagram @ludisabella

La ex pareja y madre del hijo del futbolista publicó una dolorosa carta en la que relata los distintos episodios de violencia psicológica, incluso durante el embarazo. El texto.

Ludmila Sabella, ex pareja y madre del hijo de Lautaro Acosta, publicó un comunicado a través de su cuenta de Instagram en el que relató los sucesivos hechos de violencia psicológica que sufrió por parte del futbolista de Lanús.

“Fue una persona muy violenta conmigo, desde todas las miradas, está acostumbrado a que nadie le diga que no”, fueron algunas de las desgarradoras palabras de Ludmila, quien se animó a contar el calvario que vivió mientras estuvo en pareja con Acosta, incluso durante los meses de su embarazo.

“La madrugada del 23 de junio de 2018 lo encuentro estacionado por Lanús con una chica, arriba de su camioneta, siéndome infiel. Mientras, yo lo estaba esperando en casa, embarazada de siete meses“, relató Ludmila.

“La pasé estando embarazada, es lo que más me duele y lo que más cuesta sanar. Tengo pesadillas de todos los hechos violentos que padecí”, dijo en su carta pública.

Lautaro Acosta se encuentra de vacaciones, las cuales comenzó luego de la eliminación de Lanús en octavos de final de la Copa de la Superliga. Regresará a la actividad cuando comience la pretemporada del Granate antes del comienzo de una nueva edición de la Superliga Argentina de fútbol.

Si bien nunca lo nombró en su extensa carta, donde sí mencionó que las palabras de Delfi la animaron a desahogarse, queda en evidencia que se refirió al delantero del equipo que dirige técnicamente Luis Zubeldía.

El texto completo.

Hoy después de tanto tiempo sin poder soltar una relación tóxica, de destrato y de violencia psicológica, de sentirme como un trapo y tanta denigración necesito liberarme de tanto mal. Aunque no es fácil, después de tanto daño causado, el trabajo de hormiga que van haciendo, no sucede de un día para el otro, al igual que le pasó a Delfi, leer lo que escribió ella fue como si lo hubiese redactado yo.

Al principio era todo divino, pero con el transcurso del tiempo empezás a descubrir cosas, como falta de respeto, y tener que escuchar decir: “Vos lo inventás para tener excusas para dejarme”, “vos estás en otra”, “estás enferma, estás loca” o hechos similares cada dos días aproximadamente.

Suponía que me engañaba, pero al final con su mecanismo manipulador se salía con la suya. Terminaba cediendo y pensaba que la equivocada era yo. Lo mal que la pasé estando embarazada, es lo que me duele mucho y lo que más cuesta sanar, nunca pensé verme en esta situación tan horrible, tan vulnerable y tan sola.

Una vez en vacaciones fuimos a una playa con 3 familiares de él, yo embarazada de 6 meses, se alquilaron dos sillas para tomar sol y mientras nadie la usaba me senté unos minutos y cuando volvió me dijo ‘¿qué hacés sentada ahí? ¿No te das cuenta que hay solo dos sillas? El dolor que sentí… La situación de estar lejos de mi familia, en otro país, generó mi tristeza, sintiéndome totalmente vulnerable, no solo por eso, la acumulación de hechos de maltrato,así infinidad de cosas, saben cuánto duele?

No quería que estudie, al principio tampoco que trabaje, hasta que un día me busqué un trabajo en la localidad de Banfield y por estar en el negocio ubicado allí, tampoco dejarme, porque ¿qué iba a decir la gente que la mujer de él trabaje en un local de Banfield?

Pero a la vez no podía gastar en nada que fuera para mí. En la madrugada del 23 de junio de 2018 lo encuentro estacionado por Lanús con una chica, arriba de su camioneta, siéndome infiel. Mientras yo lo esperaba en casa… embarazada de 7 meses. Al mediodía de ese mismo día habíamos peleado porque yo quería hacerme la ecografía 5D para ver a “Beni” que salía en ese entonces 890 pesos y él me decía de todo, que no le avisé, que me la iba a hacer, que él no iba a gastar en cosas innecesarias, que no iba a aportar plata para “mis caprichos”.

Me separé, después volvimos a intentarlo, me dijo que iba a cambiar, que iba a empezar el psicológico, porque lo que hacía con las mujeres era un vicio, por esa razón, ellos ven a las mujeres como objetos, se florean como un ejemplo a seguir, cuando no lo son.

Estar cenando en la casa de su familia y ver cómo sus hermanos llevaban todos los días chicas distintas a cenar, al punto de confundirse los nombres. Seguramente conmigo haría lo mismo. Hacernos sentir que somos las únicas enamorarnos y después entender que es todo una farsa; ¿por qué los nenes tienen que ver eso? ¿quién es explica que eso no se hace? ¿qué ejemplo les van a dar?

No tengo nada para decir de sus papás, para mí son buenas personas y no están involucrados en esto, ellos no tienen la culpa.

Fue una persona muy violenta conmigo, desde todas las miradas, está acostumbrado a que nadie le diga que no. Son machistas al extremo, la mujer tiene que estar en la casa, no puede salir. Él, en cambio, sí. Volvía 8:30 de la mañana como temprano, me apagaba el celular de 6.30 en adelante y supuestamente “se quedaba sin batería”.

Lo que más lamento de esta situación es no haberme ido a tiempo ya que mi hijo durante su gestación sintió todos mis angustias y hoy en día le agarran ataques de llanto sin sentido, no duerme a la noche, se levanta llorando desconsoladamente sin poder cambiarlo de ninguna forma. Horrible, porque de eso no se vuelve, no hay nada en el mundo que lo repare. Yo hice todo por él, hasta dormía en la habitación de abajo con Beni, porque le molestaba que lo tocara el nene cuando dormía, no quería escucharlo llorar para poder estar descansando para entrenar.     

Cedí todo, entregué todo y no me arrepiento, lo que hice lo hice de corazón y por amor, lástima que no me devolvieron nunca lo mismo. A veces pienso por las noches y lloro, tengo pesadillas de todos los hechos violentos que padecí, va a costar sanar todo, pero se puede.

Por sobre todo quiero que quiero que “Beni” copie los ejemplos que mi familia me dio,que a ala mujer se la respeta, se la valora, se la admira.En mi familia nunca vi una pelea,con él pase todo lo que no había visto jamás. Quise priorizar a la familia siempre.Encima justificarse en ‘Yo te amo de esa manera, los hombres amamos así, ¿vos te pensás que tu papá no la caga a tu mamá?’

Ahora es todo un proceso volver a confiar en el hombre, ya que como dice mi amigo Javi, existen los príncipes que se levantan, te hacen el desayuno, te abren la puerta del auto,organizan salidas en pareja, es todo muy superficial, pero a lo que me refiero es que existen los hombres que valoran y respetan a las mujeres. Un ejemplo de príncipe azul es mi papá.

Yo sólo lucho por y para mi hijo, quiero lo mejor para él y que esto que pasó no lo tenga como ejemplo.

Van a salir a decir que ‘quiero plata’, que ‘quiero fama como todas’,que estoy ‘despechada’ o ‘resentida’, también inventar que yo lo cagaba para poder justificar un poco todo email que le hizo,pero no me importa, decidí pensar en mí y olvidar el qué dirán.

Me hace mal revivir todo lo pasado pero necesitaba desahogarme. No es lo que la gente ve, puede ser el mejor ídolo de Lanús y un ejemplo en el cual se reflejan todos sus seguidores, hablo como la hincha de Lanús que soy también, pero en lo personal no todo escomo se ve, por lo menos conmigo no lo fue.

Hay gente que me va a entender, otras que no, pero no quiero lograr nada de esto, sólo estoy contando mi experiencia para darle fuerzas a mujeres que estén pasando por esto, a mí me costó salir y sanar mucho más…

Hasta que un día te despertás con todas las heridas cerradas, sin marcas, ni cicatrices,incluso e nota en la sonrisa y en la mirada lo bien que estamos. Son esas segundas oportunidades que valen oro.

Ámense, priorísence,cierre ciclos y lo más importante, sean FELICES.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de L U D M I L A I S A B E L L A (@ludisabella) el

CV

Archivado en: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Clubes:
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión