442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
02/07/2019

El día que Scaloni amargó a Brasil con un golazo

Lionel Scaloni se consagró campeón mundial sub 20 en Malasia 1997. //@InfoSinBandera

El entrenador de la Selección argentina guarda un recuerdo muy grato frente a la Verdeamarela desde hace 22 años y hoy buscará repetir. Video.

Todo clásico entre Argentina y Brasil se vive de manera especial, sin importar si se trata de un amistoso o de un partido entre juveniles y en su corta experiencia como entrenador Lionel Scaloni tendrá la posibilidad de dirigir su segundo partido (el primero oficial) frente a la poderosa Verdeamarela nada más y nada menos que en una semifinal de Copa América, y como visitante, e intentará lograr desde su lugar la proeza que logró hace ya más de 22 años cuando era un joven que recién comenzaba en el fútbol.

Aquel 29 de junio de 1997, el clásico sudamericano se jugó en Malasia por los cuartos de final del Mundial Sub 20 y con Brasil como claro favorito llegando a ese duelo con la impresionante cifra de 25 goles a favor en apenas cuatro partidos. Pero Argentina tenía a José Pekerman sentado en el banco y jugadores de la talla de Riquelme, Aimar, Cambiasso y Samuel por nombrar a los que llegaron más lejos en su carrera.

Ese día Scaloni no fue titular pero la lesión de su compañero Diego Markic obligó al DT a realizar un cambio no previsto y aunque el que no podía seguir jugaba en otra posición, le tocó saltar a la cancha y convertirse en el jugador clave de la victoria argentina por 2-0.

Scaloni recibió un pase largo de Riquelme, tomó la pelota casi sobre la línea de meta y cuando todo hacía indicar que iba a tirar un centro, engañó a su marcador, enganchó para adentro y le quedó el camino libre para meterse en el área y pese a no tener tanto ángulo y encontrar opciones para tocar atrás para un compañero mejor perfilado, sacó un derechazo furioso inatajable para el arquero brasilero y puso el 1-0 a 11 minutos del final. Luego, Martín Perezlindo marcaría el 2-0 para el equipo que finalmente se consagraría bicampeón del mundo. Y Scaloni nunca se olvidó del día que amargó a Brasil con un golazo.

IP

Archivado en: , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión