sábado 24 de septiembre del 2022
Entrevista

Fernando Batista: "La palabra enseñar es fundamental en el fútbol infantil"

El entrenador de las selecciones juveniles va más allá de enseñarle a jugar al fútbol a los chicos. El Bocha pregona la educación, los valores y el compañerismo.

15-10-2021 19:40

Fernando Batista es actualmente el entrenador de la Selección Juvenil, con una gran trayectoria en el fútbol infantil. El Bocha destacó la formación de seres humanos por encima del jugador de fútbol.

En exclusiva con 442, evidenció al fútbol infantil. Su experiencia en clubes y su paso por el seleccionado lo hacen una voz autorizada a la hora de marcar errores y reconocer aciertos en la formación de los futbolistas. 

¿Por qué el Baby Fútbol es un mal necesario?

La vida de un Club, la vida social es lo más lindo que hay. Lo he vivido yo en Parque desde que nací. Porque yo digo hoy que los tiempos cambiaron, uno ha jugado al Baby Fútbol, tiempo atrás, y el Baby es muy importante. Es muy lindo y muy bueno para la formación del chico, no sólo desde lo futbolístico sino desde los valores, la amistad, los amigos y el día a día.

Ahora cuando ya lo pasamos a ese Baby, dónde queremos que nuestro hijo o dónde pensamos que nuestro hijo a los 8, 9 o 10 años, que es la edad donde se tiene que divertir y disfrutar, le creamos una presión porque nuestro hijo tiene que jugar bien, ganar o ser el mejor, ya no es creo yo, el mejor Baby. Por eso digo que es un mal necesario, porque te da la formación futbolística de un montón de cosas, podes entrenar en otras superficies, la pelota pica mejor que una cancha de pasto o en un campito de tierra.

Es bueno por ese lado, pero ahora cuando ya tenemos la presión de los padres, del abuelo, la presión de muchos entrenadores también que dirigen Baby Fútbol que también no nos tenemos que olvidar de salir de eso, nosotros cuando trabajamos en Baby Fútbol, infantiles y juveniles. Les tenemos que enseñar, la palabra enseñar es fundamental porque el recorrido es largo, pero cuando ya ponemos la palabra ganar delante de enseñar, el camino para mí no es el correcto. 

¿Es necesario un replanteo en el fútbol argentino en cuanto al ganar por sobre enseñar?

Sabes por qué es necesario, desde que empezamos a jugar en una edad temprana, perdes más de lo que ganas. Un técnico de primera división pierde más de lo que gana.

Una anécdota que me contó Luis Scola en una charla que estuvo Michael Jordan, contó que él dijo: “A mi me dicen que yo gano todo y gano solo pero yo jugué 16 anillos y solamente gané 6 entonces quiere decir que perdí 10, perdí más de lo que gané”. Siendo el mejor entonces, a los chicos le tenemos que transmitir eso.

Batista formó varios jugadores de la Primera División.

Uno es competitivo por naturaleza, pero creo que en etapas tempranas, en etapas de aprendizaje y crecimiento, la palabra enseñar va de la mano de los valores, del compañerismo, de la amistad y de la educación, después va a tener tiempo para decir tengo que ganar. Cuando vos ya sos profesional, sabes que es tu trabajo pero en esas edades, yo creo que si enseñas vas a tener más posibilidades de ganar.

¿Cómo es el trabajo en las selecciones juveniles? 

La idea, el proceso de lo que pensamos nosotros los entrenadores de selecciones creemos mucho en esto que te decía de la formación, de no desviarnos mucho del ganar o ganar. Sobre todo en Sub 15, Sub 17 tenemos que transmitirle  valores, valores de educación, de compañerismo y tenemos que ir de la mano con los clubes. Porque cuando estás en Selección los tenes pocos días, los tenés tres días y después los tenés un mes en un torneo y ellos están más en el club por eso tenemos que ir de la mano con los clubes.

Lógicamente cuando vamos a un torneo tenés una clasificación y tenés que lograr algo deportivo, pero no nos vuelve locos, no nos dramatiza el que si vos perdes o no te tocó clasificar o cómo me pasó a mí en los Juegos Olímpicos que no se dio, a veces simplemente no se da y no se da. Lo importante es el camino, lo importante es lo que vos tenés que trabajar que es más, no sólo enseñarles a cabecear, a pararse y controlar o a pararse dentro del campo sino también, nosotros transmitimos esos principios y esos valores dentro de lo que es la Selección que es muy importante, porque después vos salís a representar al país y no sólo hace falta el ganar, sino también tener un comportamiento, tener una línea, una educación y para mí es muy importante. Ya te digo que si vos reunís todas esas cosas vas a estar más cerca del éxito que del fracaso. 

¿Los clubes trabajan estos aspectos?

Los clubes seguramente, tenés de todo. Clubes que prefieren ganar antes de enseñar, clubes que buscan enseñar y formar, clubes que tienen la necesidad de ganar porque se los obliga, por ejemplo, los clubes un poco más grandes. Hay de todo. Pero también tenés los entrenadores que hay de todo también. Hay entrenadores que quieren enseñar y formar y hay entrenadores que quieren ganar para trascender para tratar de llegar a una primera división.

Pero no nos tenemos que olvidar cuando estamos en estas etapas que estamos formando un ser humano, vamos a la par de la educación de los padres dentro de su casa porque el chico está mucho dentro de su propio club empieza desde los 7/8  años hasta que le toca por ahí el día de mañana ser jugador profesional y vos tenés que ir de la mano de eso también, no sólo enseñarle lo futbolístico sino enseñar también desde lo humano. Porque también vos estás enseñando desde lo humano entonces no nos tenemos que olvidar de eso, es decir, dejarle algo al chico que estuvo 10/12 o 14 años en el club. Porque bueno, lamentablemente no todos llegan.

Pero los clubes todos trabajan en esa línea y lógicamente es cómo todos algunos lo hacen y otros no lo hacen, todos tienen su manera de hacerlo. 

¿Se trabaja para que los chicos terminen la escuela?

Es fundamental , porque la educación va a la par de en este caso del fútbol, pero no tiene que ser ajeno, uno ve que muchas veces uno que juega al fútbol no estudia, pero el que juega al básquet estudia, el que juega al vóley estudia, el que juega al hockey estudia y tiene que ser lo mismo. ¿Por qué tiene que ser una isla? Uno muchas veces como entrenador habla con los chicos o escucha “ya a los 14 años dejó todo, porque me voy a dedicar al fútbol”, nadie te asegura que vas a ser jugador de fútbol y si lo que te puedo asegurar es que del lado del colegio, la experiencia mía es que si vos estudias y el dia de mañana te toca ser jugador de fútbol, estás mucho más preparado que uno que no estudió, y sino te toca ser jugador de fútbol estás preparado para la vida. Estás preparado para ejercer otra cosa en tu vida porque bueno lamentablemente no todos llegan.

Batista en la Selección

Entonces es muy importante que los clubes y nosotros los entrenadores tratemos o obliguemos a los chicos de 8 años, 10 años, 14 años o 16 años a estudiar porque eso te hace ser mejor jugador de fútbol el día de mañana si te toca, te ayuda si tenés que viajar, si tenés que pelear un contrato y también te prepara para el día después porque el día después, es tan importante como el día del debut.

¿Has tenido alguna mala experiencia con padres y familiares?

En Selección no, porque directamente los padres tienen prohibida la entrada a los entrenamientos y al predio, después en el partido uno no sabe porque va mucha gente y uno no mira. Pero si me ha tocado, cuando he sido entrenador en mis comienzos en San Lorenzo después fui coordinador 12 años en Argentinos y sí, incluso he tenido reuniones con los padres cuando se agarraban así con esa exigencia de los chicos o mismo en el Baby Fútbol, uno trata de transmitirle la experiencia.

La presión no va a hacerte jugar mejor al fútbol o esa obligación de ser. Yo creo que al contrario, cuánto más contento está dentro de la cancha más va a disfrutar y va a jugar mejor. Eso es lo que no se dan cuenta los padres y en definitiva, ellos muchas veces tienen que sacarse ese fracaso personal que quizás tuvieron ellos, sí lo intentaron y transmitirselo a sus hijos para que ellos logren lo que no pudieron lograr ellos, no. Esto es un deporte y el fútbol el día de mañana dirá si puede o no jugar al fútbol, tienen que tener un recorrido largo.

¿Los clubes han acompañado estas conversaciones?

Si, porque el club tiene que ir atrás de una idea, de un comportamiento. Uno lo que tiene que hacer es conversar, hablar, tener una reunión, porque todos nos equivocamos y podemos tener un error, ahora cuando se hace reiterativo tener una charla más profunda. Tuve un caso en dónde di el pase para otro club, con eso marcas línea de trabajo, marcas un antecedente a los demás y en definitiva duele porque por ahí estás dejando libre a un chico de 12 años, los padres a veces no se dan cuenta y perjudican a sus hijos.

¿Se habla con el club receptor sobre estos casos?

Cuando vas a dejar libre a un jugador titular, el otro club sabe, se imagina o pregunta que pasó. Distinto es cuando dejas libre a un jugador que tiene tres partidos en un año. Después queda en cada club recibirlo o no recibirlo.

¿Qué te parecieron los gestos de Rodrigo De Paul y Marcos Acuña con los clubes que los formaron?

El jugador de fútbol es muy agradecido, puede tener muchos defectos pero es muy agradecido, nunca se olvida de las raíces de donde salió. Y justamente lo que hicieron ellos es eso agradecimiento. Darle la posibilidad a chicos que no pueden ir a la cancha de ir a ver a la Selección, con un pequeño detalle como este hicieron felices a muchos chicos, uno que está en el día a día no se da cuenta pero es un montón. Es un gesto para un reconocimiento enorme para ellos dos y para cualquiera que lo hace.

¿Los jugadores que tuviste en inferiores han tenido gestos con sus raíces?

Si, no voy a dar nombres, pero sí muchísimos, porque hemos tenido la suerte de que han pasado varios chicos por nosotros y han llegado a primera. Lo primero que hicieron fue comprarle una casa a sus propios padres. Uno recibió esa enseñanza de Griguol y Pekerman que nos decían: “Ustedes tienen que comprarle la casa a sus padres cuando ganen su primer sueldo”.

¿Qué te generan esos gestos?

Me emocionan porque quizás se lo dijiste y lo escuchó, no sólo lo hacen con sus familias, hay jugadores que ayudan a sus ex compañeros y a entrenadores del Baby Fútbol.

 

En esta Nota