martes 04 de octubre del 2022
Salud del Patón Bauza

El hijo de Bauza reveló detalles de la salud de su padre: "Está avanzada"

Eduardo Bauza será homeneajeado en el Nuevo Gasómetro en San Lorenzo y su hijo informó sobre de salud del Patón que sufre un cuadro de demencia temperofrontal, una enfermedad cognitiva.

442
26-08-2022 18:02

La demencia temperofrontal, una enfermedad cognitiva que sufre el ex campeón con San Lorenzo como entrenador, Eduardo Bauza, se convirtió en una de las preocupaciones de los hinchas que esperan por las novedades sobre su salud y su hijo Maximiliano los reveló.

En diálogo con el programa radial No veo la hora de D Sports Radio (103.1). el hijo del Patón se mostró a corazón abierto y explicó la situación en la que se encuentra el ex DT de Rosario Central y del Ciclón, entre otros equipos.

“Fue como marcan los libros lo que le pasó. Cuando él terminó de trabajar en Central pensamos en ir al médico porque veíamos algunas actitudes raras. Fue un año y medio de consultas y estudios hasta que le dieron el diagnóstico", apuntó en primer lugar.

Edgardo Bauza

"Cambió mucho a los 6 ó 7 meses que dejó de trabajar. Lo último que afectó esta enfermedad es el razonamiento. Fueron pasando algunas cosas”, añadió con respecto al estado de salud del experimentado entrenador.

Si bien el Patón vive en Ecuador, Maxi está constantemente en contacto con él desde Rosario y conoce en detalle el diagnóstico: “Te cambia la personalidad de arranque. Nos dimos cuenta con comentarios que hacía y cosas así. Quisimos ver qué le pasaba y nos lo dijeron un tiempo después. No es que te sacan sangre y te dicen ‘es esto’. Hoy la enfermedad está más avanzada y, como toda enfermedad degenerativa, va teniendo algunas complicaciones pero lo importante es que está tranquilo y cuidado”.

Edgardo Bauza

Además, a pesar de las noevdades en torno a los avances en las investigaciones por las enfermedades neurológicas en la esfera futbolística, Maximiliano no pudo apuntar que eso fue la razón: "Ya es complicado que tenga lucidez, casi no se puede tener una conversación fluida ni nada de eso. Leímos e investigamos miles de cosas, pero no hay forma de saberlo”.

Finalmente, lanzó una última reflexión: “Me pregunté ‘¿por qué?’ un montón de veces, pero llega un momento en que tenés que aceptar y darle para adelante para sacarlo de la mejor manera. Si uno se queda en el lamento, no puede hacer nada. Parece un cliché, pero siempre lo importante es la salud. Es preferible no tener nada, pero sí salud. No hay nada que valga más que eso. Cuando pasan estas cosas, te das cuenta”.

En esta Nota