miércoles 24 de julio del 2024
Opinión

En River es tiempo de tomar decisiones para evitar que se haga tarde

El conjunto millonario volvió a caer en lo que fue su última salida en el campeonato.

River Plate nuevamente cayó en el torneo en una campaña que no pinta bien y esto se debe a su condición de haber sido el campeón en el último torneo local. Por el momento, el equipo de Martín Demichelis no logra convencer en su juego y en algunos sectores del campo parece extrañar a algunos futbolistas.

Los resultados, sin duda alguna, han generado repercusiones en los hinchas del Millo, quienes le han bajado el pulgar a Demichelis tras lo sucedido en las últimas semanas. El escenario podría darles la razón: eliminación en Copa Argentina y Copa Libertadores en compañía de una campaña en la Copa de la Liga que realmente no es nada favorable.

Comprendo el enojo y esa sensación de bronca del aficionado, pero realmente considero que esto es solamente un mal momento que transita River. Sabemos todos que el fútbol es un deporte resultadista y que dependiendo a la consecución de objetivos, la apertura de puertas siempre esta en el horizonte. Pero en este caso es realmente una acumulación de malos resultados que empiezan a colmar la paciencia de los fanáticos.

Yo en mi caso, confío plenamente en su recuperación pronta y soy creyente del tremendo nivel de juego que exhibió en el primer semestre del año. Por eso tengan la paciencia suficiente, ya que, probablemente será cuestión de semanas el proceso de recuperación del actual campeón del fútbol argentino.

Ahora, pretendo ubicarme en el sendero opuesto a estos mensajes que han aparecido y que están relacionados con la renuncia del actual técnico. Creo que son de aquellos seguidores que se bajaron rápidamente del romance que ha consolidado en menos de un año el nacido en Córdoba. 

Creo que en estas circunstancias habría que recordar que a veces las caídas son bastante dolorosas pero con una correcta estrategia pueden conducir a la obtención de resultados históricos, hacen parte del crecimiento.

Por eso, no es necesario comenzar con una campaña con el propósito dar de baja una idea que en seis meses pudo cosechar un título. Todas las conducciones sufren buenos y malos momentos y créanme que de esta mal panorama, River va a salir. Recuerden que muchas veces otros decidieron subestimarlo y cuando lo hicieron se equivocaron.

GM