lunes 27 de mayo del 2024
Copa Libertadores

Escandaloso final en Rosario: un jugador de Peñarol fue agredido por un hincha de Central

Maximiliano Olivera, junto al resto de sus compañeros, fue a saludar a la parcialidad uruguaya, pero recibió el impacto de un encendedor en su rostro que terminó ensangrentado. Se registraron serios incidentes en la previa del partido.

442

El defensor de Peñarol de Uruguay Maximiliano Olivera fue agredido con un proyectil que tiraron desde la tribuna de Rosario Central y le provocaron un corte en el rostro cuando finalizaba el partido entre ambos equipos en Arroyito, por la primera fecha del Grupo G de la Copa Libertadores de América.

Olivera visualizó al agresor e intentó ir a buscarlo, pero fue detenido por algunos de sus compañeros, que le pedían calma a los hinchas rosarinos, mientras otros llamaban a la asistencias médica.

Luego, el jugador del equipo uruguayo sufrió un desvanecimiento en el vestuario debido al impacto de objeto y fue trasladado a un sanatorio para que lo sometan a una tomografía.

En tanto, el plantel del elenco Charrúa permaneció en el estadio.

En conferencia de prensa, el capitán Lucas Hernández habló del hecho: "Fuimos a saludar a nuestra gente como habitualmente lo hacemos en cada partido, agradecerles por haber venido hasta acá, por alentarnos y apoyarnos. La gente de Central se puso nerviosa y se complicó un poco".

"Esperemos que no vuelva a pasar porque no estuvo nada bien, a un jugador lo lastimaron. Esperemos no sea nada grave y que tenga una buena recuperación. Es algo muy feo y esperemos que no vuelva a pasar", concluyó quien sustituyó en el segundo tiempo a Olivera.

Incidentes en la previa del partido entre Rosario Central y Peñarol

En la víspera del encuentro entre Rosario Central y Peñarol, por la primera fecha de la Copa Libertadores del Grupo G, hinchas de ambos equipos se arrojaron objetos en las tribunas del Gigante de Arroyito.

En la bandeja superior se ubicaron los locales, mientras que en la inferior se armó el sector para los visitantes. Los fanáticos del club uruguayo le lanzaron una bengala a los seguidores del conjunto rosarino.

Acto seguido, los hinchas argentinos utilizaron unas vallas metálicas que estaban en el borde de la tribuna, a las que le hicieron palanca hasta aflojarlas, para luego lanzarlas hacia donde estaban los visitantes, en principio, sin lastimar a nadie.

Ante la insistencia de seguir con las agresiones y la inactividad de la seguridad privada, el clima se intensificó. La violencia continuó con intercambio de proyectiles y cánticos, pero las aguas se calmaron luego que los policías tomaran control 40 minutos después de lo sucedido.

SP