martes 15 de junio de 2021
Perfil

FúTBOL | 21-07-2020 19:04

Martín Liberman minimizó los récords de Messi: "¿Por qué no contamos cuánto Gatorade toma?"

El periodista recordó que el crack del Barcelona fue goleador en España con el doble de tantos que esta temporada y se expresó en contra de contabilizar las asistencias. Audio.

Con el ascenso del Leeds a la Premier League de la mano de Marcelo Bielsa quedó expuesta una histórica y repetida rivalidad entre los bielsistas que endiosan al DT rosarino y los periodistas y simpatizantes que lo critican o cuestionan pero que más que nada apuntan contra ese elogio desmedido y fundamentalista que no reconoce errores ni falencias y con Lionel Messi pasa algo parecido y si hay alguien que se anima a señalar a ambos es Martín Liberman.

"Estoy podrido que no me dejen ser. Ahora nuevo rubro: líder en asistencias. Estoy cansado de revivir todo eso y a veces no me aguanto. ¿Qué les queda al Beto Alonso, a Bochini y a Riquelme? Empezá a contar cuántas asistencias dieron", se quejó al aire el conductor de La Oral Deportiva con sus compañeros Sergio Goycochea y Daniel Avellaneda.

En una temporada por ahora sin títulos para Barcelona, que apuntará todo a ganar la Champions League después de cinco años, Messi terminó La Liga como máximo goleador con 25 tantos y como líder de asistencias con 21, superando el récord de 20 de su ex compañero Xavi pero para Liberman es exagerado tanto elogio: "Cómo voy a desconocer que fue siete veces goleador de la liga española. Lo que sí es verdad es que también ha sido goleador con 50 y ahora hizo 25. ¿Por qué no hacemos récords de Gatorade? Ahora contamos cualquier cosa", argumentó.

Liberman siempre dice lo que piensa aunque eso le provoque muchos "haters" en las redes y más de una vez ha expresado su profunda admiración por Cristiano Ronaldo, incluso dando a conocer el lado más amable, generoso y solidario del portugués muy distinta a la imagen arrogante que muchas veces aparenta.  

Sin embargo, Messi no le despierta ese mismo sentimiento: "El problema es que la gente no cree que uno respeta. Yo respeto a Messi, disfruto verlo jugar pero no soy messista ni fundamentalista de él. ¿Eso me hace una peor persona? Con Bielsa me pasa lo mismo, lo reconozco como un buen entrenador pero para mi equipo elijo a otro. ¿Por qué no me dejan ser? Por qué no me dan libertad para elegir?", preguntó en voz alta.

Comentarios

También te puede interesar

Más en