domingo 1 de agosto de 2021
Perfil

FúTBOL | 18-10-2020 12:53

Los secretos de Gallardo: Pablo Pérez y el jugador que siempre quiso para River pero nunca llegó

Rodrigo Sbroglia, ex asistente del Muñeco, contó algunas intimidades del día a día del trabajo con el DT. Video.

Una de las grandes cualidades de Marcelo Gallardo es su alto grado meticulosidad y su mentalidad para siempre ir por más pese a los múltiples éxitos que lo convirtieron en el DT más ganador de la historia de RiverEsas características se vislumbran a simple vista al escucharlo hablar o al ver jugar a sus equipos durante estos seis años pero hay detalles de la intimidad que solo conocen los que conviven día a día con él y Rodrigo Sbroglia, su ex asistente, reveló algunas perlitas en diálogo con Presión Alta por TyC Sports

"Cuando Gallardo le apunta a un nombre no para. A Armani lo había visto en la final de la Copa Sudamericana 2014 con Atlético Nacional. Ahí le apuntó como le apuntó a Juanfer, al Pity Martínez lo vio en un amistoso en cancha de Huracán. A Nacho Scocco lo seguía hace años, con Pratto pasó algo parecido. El visualiza. El Chino Romero le gustó siempre y no se pudo hacer por un tema económico", contó Sbroglia sobre la gestión de las incorporaciones que llegaron a River de la mano del Muñeco para hacer historia.

Y agregó sobre una de las debilidades de Gallardo en el plantel: "El Pity Martínez siempre fue la debilidad de Gallardo, un desfachatado para vivir y para jugar. También tiene mucha debilidad por Montiel por su evolución". Consultado por quién es el futbolista de Boca que el DT más respetaba, no dudó: "Respetaba mucho a Pablo Pérez por su personalidad, por sus características. Pero es raro que hable mal o no respete a un rival. Esos momentos siempre los ha manejado bien".

El increíble recuerdo de la final de la Libertadores 2015

"La vivimos camuflados y fue una situación rara. Yo lo vi junto a él y estaba desesperado porque quería meterme adentro de la cancha. Termina el partido, nos abrazamos los dos empapados y él en vez de ir para la cancha se mete en el vestuario. Estaba dolido, desesperanzado por lo que había pasado en Conmebol, lo veía como una injusticia", recordó sobre aquel 5 de agosto que River venció 3-0 a Tigres en el Monumental y volvía a conquistar la Libertadores después de 19 años.

Y siguió: "Yo fui al vestuario con él y fueron dos minutos que no decía nada y yo pensaba 'ganamos la Libertadores'. Justo entró el papá y me dice 'andá con los chicos si querés, yo prefiero quedarme acá'. Ahí sí le solté la mano. Lo venían a buscar los jugadores hasta que lo convencieron".

 

 

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en