viernes 20 de mayo del 2022
Socios eternos

Racing: el libro que reconstruye las historias de 46 socios desaparecidos

El periodista y sociólogo Julián Scher acaba de publicar “Socios eternos”, un libro que reconstruye los vínculos que tenían con el club los 46 socios de Racing desaparecidos a los que les restituyeron los carnets en diciembre pasado. A continuación, el prólogo escrito por Carlos Ulanovsky.

442
06-05-2022 09:38

Al igual que su libro anterior “Los desaparecidos de Racing” (también editado por Grupo Editorial Sur) esta nueva investigación de Julián Scher se lee con un nudo en la garganta y con un gorro, bandera y vincha albiceleste en el corazón.

Creo que no debe haber mejor historia que esta, para explicar la vocación e inclinaciones de Julián. En la década del 70, Roberto Santoro escribió un libro fenomenal llamado “Literatura de la pelota”, pionero en el género de acercar el mundo del fútbol a la literatura, y viceversa. El tiempo y sus grandes valores convirtieron a ese libro en objeto de culto. Lo cierto es que apenas apareció el abuelo de Julián se lo regaló a su hijo Ariel, un notable profesional, autor de cien proezas periodísticas desde las que volvió más cercano y visible el vínculo entre libros, autores y balompié. Además de catequizar convenientemente a sus propios hijos para que no se confundieran a la hora de elegir su cuadro favorito, Ariel les compartió el libro como modelo a seguir. Y luego de leer y releer el clásico de Santoro, los jóvenes Scher (Ezequiel y Julián) hicieron lo mismo con sus propios hijos. Una historia redonda y entrañable que solo tiene una página sombría: que el autor está desaparecido desde junio de 1977. Santoro, entonces, su obra y la familia Scher, cada uno en lo suyo, prueban cabalmente que “este juego es bastante más que 22 personas corriendo detrás de una pelota”.

No se necesitan muchas aclaraciones para sostener la importancia y nobleza de esta idea. Como ocurrió en fábricas, escuelas y facultades, en hospitales y sindicatos, los clubes de fútbol también fueron saqueados con crueldad por la represión

Cuando en mayo de 2017 publicó “Los desaparecidos de Racing” recuperó las historias de vida, pasión y muerte de once hinchas de Rácing. A mediados de 2019, Scher tuvo la iniciativa de solicitarle a cinco socios (los menciono: Jorge Watts, un enorme luchador por los derechos humanos, infelizmente fallecido en el 2021; Miguel Laborde, Miguel Krug; Osvaldo Santoro y quien firma este texto) que eleven a la comisión directiva la solicitud de restituir su condición de socios a hinchas del club detenidos-desaparecidos-asesinados en los años previos a 1976 y durante la dictadura. No se necesitan muchas aclaraciones para sostener la importancia y nobleza de esa idea. Como ocurrió en fábricas, escuelas y facultades, en hospitales y sindicatos, los clubes de fútbol también fueron saqueados con crueldad por la represión. Antes que Rácing lo entendieron Defensores de Belgrano (una de sus tribunas lleva el nombre del militante desaparecido Ricardo “El Pato” Zucker) y Banfield, pioneros en esta política de restitución de derechos. Pandemia mediante la decisión positiva de Racing llegó a su debido momento y las redes sociales hicieron lo suyo, porque los 11 del libro llegaron a ser 46. Probablemente haya más. Tendrán su oportunidad, porque esta lucha no se olvida.

El 7 de diciembre de 2021, en un acto mágico, aquellos que alguna vez ocuparon un lugar en la tribuna recuperaron el lugar que nunca debían haber perdido. Algunos de ellos eran conocidos como el padre Carlos Mugica o el mismo Roberto Santoro. Pero allí estaba presente (ahora y siempre) un ramillete de nuestra sociedad, gente de toda condición social e identificación política. Apellidos como Salazar, Laporte. Cuevas, Sznaider, Ruggieri, Chester, Rossi, Gallina, Schapira y tantos más recibieron un carnet que los consagra como “Socios Eternos” con el número 30.000. En la cancha se leía un cartel: “Nadie muere mientras permanezca en la memoria de la gente”. Cada una de las 46 historias del libro contiene drama y poesía, alegría y dolor, afecto y deseos de reparación. En ese lugar, los 46 -simbólicos de los 30 .000- fueron felices, o, todo lo contrario; celebraron un golazo o maldijeron una mala tarde de su equipo.

El libro de Julián Scher es un intermedio de puro amor, resuelto en simples historias de vida, de enorme contenido humano. Es un documento profundo y necesario, que se suma a investigaciones en las que el fútbol de Racing es apenas una excusa

El libro de Julián Scher es un intermedio de puro amor, resuelto en simples historias de vida, de enorme contenido humano. Es un documento profundo y necesario, que se suma a investigaciones en las que el fútbol de Racing es apenas una excusa, como las investigaciones racinguistas y del jugador Corbatta, de Alejandro Wall y la de Micaela Polak sobre los seis fusilados en 1977 en un playón del estadio en Avellaneda. El libro tiene la condición de establecer una ceremonia en la que los que ya no están alcancen dimensión de inolvidables. Quien lea este libro –en el que Scher cuenta con impecable oficio de narrador y nunca juzga- sentirá que está en el Cilindro haciendo flamear una bandera partidaria. Creo firmemente que la aparición y la lectura de este nuevo libro de Julián Scher (hincha de Racing, periodista, escritor, licenciado en sociología, en ese orden) significa el desarrollo de un modo de expresión para fallecidos y sus familiares y amigos, un proyecto sanador que hará mejor a Racing y a nosotros, sus miles de seguidores del país y del mundo.

En esta Nota