martes 16 de julio del 2024
Mundo Boca

Riquelme, luego del partido de Las Leyendas del Villarreal, sentenció el futuro de Ibarra en Boca

El vicepresidente del Xeneize, volvió a España para ser parte de una gran fiesta del Submarino Amarillo donde también participó Martín Palermo.

442

Villarreal vivió una tarde inolvidable por los 100 años del club. El Submarino Amarillo convocó a sus estrellas para jugar contra un combinado de ex futbolistas de España. Entre los invitados del elenco español estuvieron Juan Román Riquelme y Martín Palermo que volvieron a jugar juntos luego de casi 12 años. Al terminar la fiesta, el último 10 habló sobre Boca.

Villarreal

Román, vestido como en sus viejas épocas con la ropa del Villarreal, brindó una palabras ante la prensa: "Hoy me toca estar en otro lugar, mi etapa como futbolista ya pasó. Me siento un afortunado de estar en Boca ayudando y cada día quiero seguir mejorando. Nosotros venimos ganando seguido y cada 6 meses tenemos la obligación de ganar", expresó Riquelme.

Villarreal

El periodista le hizo la última pregunta y consultó sobre el futuro de Hugo Ibarra, algo que a Román lo tomó por sorpresa: "Yo estoy acá festejando. En un rato nosotros vamos a jugar un partido por Copa Argentina y esperemos hacerlo bien", cerró.

Destellos de Riquelme y Palermo en el partido de las Leyendas de Villarreal

Los números de Riquelme y Palermo, la dupla enemistada fuera de la cancha, pero letal dentro de ella

Palermo y Riquelme son dos apellidos marcaron una época en el fútbol argentino y sobre todo en Boca. En el Xeneize jugaron 188 partidos juntos con 123 goles de Martín y 38 de Román. Eso no es todo, ganaron nueve títulos: Aperturas 1998, 2000 y 2008, Clausuras 99 y 2006, Libertadores 2000 y 2007, Intercontinental 2000 y la Recopa 2008.

En cuanto al pasaje de Román en su paso por el Villarreal, el Torero dejó su huella en el Submarino Amarillo entre 2003 y 2007, tras su paso por el Barcelona. Jugó 145 partidos, metió 45 goles y dio 49 asistencias, además condujo al equipo a las semifinales de la Champions 2005/2006, en la que falló un penal clave ante el Arsenal. De todos modos terminó muy mal con su DT, Manuel Pellegrini, pero no así con los hinchas, que sienten un enorme aprecio hacia él.

En cuanto a Palermo, el Loco jugó entre 2001 y 2003, justo antes de la llegada de Román, y metió 20 goles en 81 partidos. Luego sufrió una lesión en un festejo de gol y continuó su carrera en el Betis, antes de su vuelta a Boca.