martes 16 de abril del 2024

Denuncian a médico por abuso sexual a gimnastas

Ex integrantes del equipo olímpico de Estados Unidos dieron desgarradores testimonios acerca de la métodos utilizados por Lawrence Nassar. Sus antecedentes.

442

Tres exintegrantes del equipo de gimnasia femenina de Estados Unidos denunciaron por abuso sexual al médico del equipo y estalló el escándaloJamie Dantzscher, ganadora de una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, confesó que fue victima de este doctor desde los 13 años.

Dantzscher contó el modo en que Lawrence Nassar la atendió cuando le había consultado por un dolor en la espalda. "Introdujo sus dedos dentro de mí y me hizo mover la pierna con la otra mano. Dijo que iba a oír un sonido, que significaría que mi cadera se había puesto en su lugar, y que aliviaría mis dolores de espalda".

"Empezó a masajear y me pidió que me quitara la ropa interior, mientras me daba masajes, además de que estaba cerca de mis partes privadas (...) Yo era muy consciente de que había algo extraño, pero no podía decir nada porque era un médico muy famoso", declaró Jessica Howard, miembro del equipo de gimnasia rítmica de Estados Unidos entre 1999 y 2001, en un informe del programa televisivo 60 minutos.

Jeanette Antolín, otra exmiembro del equipo de gimnasia artística entre 1995 y 2000, dijo: "Recuerdo que yo no estaba cómoda debido a la parte de mi cuerpo (que masajeó), pero pensé 'Si me ayuda, estoy lista para cualquier cosa' (...) y no me quejé de la atención".

El abogado de las tres jóvenes, que además representa a más de 40 denunciantes, dijo que una de ellas tenía 9 años cuando fue abusada sexualmente por el doctor Nassar.

El médico de 53 añosapareció el pasado viernes en otro caso ante un tribunal de Mason, Michigan, por abuso sexual de la hija de seis años de unos amigos. En diciembre, una exjugadora de softball de la Universidad de Michigan, Tiffany López, presentó una denuncia por asalto sexual cuando fue estudiante a finales de 1990.

Un juez federal también había ordenado, en un caso separado, que sea detenido sin fianza, de acuerdo con el testimonio de un oficial del FBI que encontró al menos 37.000 fotos y videos de pornografía infantil en los discos duros del ordenador perteneciente al profesional de la salud.