sábado 22 de junio del 2024
QATAR 2022

Historias de virus versus deportistas, previo al Francia – Argentina de la final de Qatar 2022

Se desconoce el número exacto de futbolistas franceses enfermos de MERS-Cov que podrían perderse una final de Mundial. Un brote epidémico en una delegación, durante una contienda deportiva, no es novedad. Esta caso, lejos están de ser la historia más bizarra alrededor de una instancia definitiva.

Era un martes 8 de agosto, cuando Isaac Makwala apareció en el estadio vestido con la camiseta azul que portaba su distintivo nacional y unos auriculares inalámbricos en las orejas. Pese a la adversidad sufrida y al malestar, estaba dispuesto a competir.  En el último tramo del recorrido, previo a acceder al sector de calentamiento, le bloquearon la entrada dos guardias de seguridad que, tras inspeccionar el pase de acreditación que colgaba de su cuello, lo mandaron directo a la oficina de las autoridades. Aunque de salud se había recuperado, todavía estaba en cuarentena.

Dayot Upamecano, Adrien Rabiot y, recientemente, Kingsley Coman son tres de los enfermos para la “Gripe del Camello”, una enfermedad que está identificada desde hace varias décadas y que actualmente afecta a cientos de turistas, periodistas y futbolistas que se encuentran en Qatar para la Copa del Mundo.

Aumento de temperatura, dificultades respiratorias y tos son los signos y síntomas principales de esta enfermedad, inicialmente respiratoria, que también puede dar vómitos y diarrea. El coronavirus causante se conoce como MERS-CoV (virus del síndrome respiratorio de Oriente Medio -MERS-) Le llaman gripe del camello justamente porque se contagia por contacto directo o secreciones del animal o, aunque después pueda propagarse de persona a persona.

Este virus no tiene una larga data y se demostró que varios cambios clave en la sociedad árabe facilitaron su desarrollo. “Drivers of MERS-CoV Emergence in Qatar” de Elmoubasher Farag y cols, es un texto ideal para entender la enfermedad y su relación con el país que alberga la Copa del Mundo (https://www.mdpi.com/1999-4915/11/1/22) Cambios que involucran a los camellos y a los humanos, al ambiente y a la economía en los últimos 30 años.

“Es temporada de gripe y, en ese sentido, tenemos que ser precavidos. Las temperaturas han descendido en los últimos días. Hay que cuidarse en todo momento, pero en cuanto al virus, la verdad es que no estoy preocupado”, le dijo el entrenador francés Didier Deschamps al diario Le Figaro. La situación se hizo evidente cuando dos de los tres enfermos se perdieron las semis contra Marruecos, por la indisposición, y el equipo lo suplió sin inconvenientes. Francia ya viene dando muestras de superación al sobreponerse a la ausencia del arquero Mike Maignan, el defensor Presnel Kimpembe, los medio Paul Pogba, N’Golo Kanté y Christopher Nkunku y su gran figura Karim Benzema.

Los atletas canadienses, alemanes y de Botswana que se hospedan en el Tower Hotel de Londres a mediados del 2017 fueron víctimas de un presunto brote de norovirus. El servicio de salud inglés puso en cuarentena a los 30 atletas y todo el personal de apoyo. Entre ellos estaba Isaac Makwala, el principal contendiente a obtener la medalla de oro en los 400 metros. También la saltadora de triple alemana Neele Eckhardt, quien colapsó en la pista en la competencia del lunes, tras quedar última.

"Esto es malo. Me siento desconsolado. Ayer, estaba listo para competir. Trabajé duro" afirmó Makwala al salir del estadio. Ante su reclamo airoso y mediatizado le habilitaron la bizarra oportunidad de calificar a la final en una carrera contrarreloj en absoluta soledad, al día siguiente y logró estar por debajo de la marca de tiempo permitida. El jueves corrió la final junto al resto. Terminó entre aplausos... pero en el sexto lugar.

El fútbol es un juego colectivo que te da esa ventaja. Rabiot y Upamecano quedaron afueras en las semis pero seguramente los veas en la final. Son futbolistas, ante un evento único. Olvidate que van a hacer lo imposible por jugar.

En esta Nota